El niño de la maleta se reencuentra hoy con su madre

La madre de Adou viaja a Ceuta tras las puebas de ADN que han certificado el parentesco

Fin de la historia. Si nada se tuerce, el pequeño Adou, de 8 años, saldrá hoy del centro de acogida Mediterráneo, en Ceuta, de la mano de su madre, Lucie Outtara. A finales de la semana pasada las pruebas de ADN confirmaron el vínculo familiar entre ambos y también con Ali, su padre, en prisión desde que hace un mes fue detenido en la frontera del Tarajal (Ceuta). Ocurrió cuando la Guardia Civil descubrió al pequeño Adou encogido dentro de una maleta al pasar por el escáner de la aduana. Una mujer marroquí de 19 años, también en prisión, intentaba pasar al niño hasta Ceuta para su reencuentro con los padres.

Esa imagen, que distribuyó el Instituto Armado, del pequeño en posición fetal en el interior de la maleta, se ha hecho famosa. “No creemos que ello vaya a propiciar un efecto llamada” para otros inmigrantes, explica el vicepresidente de la Red Española de Inmigración, David Fernández, organización que está sustentando con donaciones la supervivencia de la familia, en una situación económica complicada. “Nos ha llegado hasta una donación de 12.000 euros de una familia alemana”.

Más información

Un mes duro

 Ha sido un mes duro para esta familia de Costa de Marfil y residente en Puerto del Rosario (Fuertenventura) que intentó, en un principio, sin conseguirlo, traer de manera legal al más pequeño de sus cuatro hijos, Adou, un crío “alegre y despierto”, como lo describe el personal del Área de Menores de la Ciudad Autónoma que lo ha atendido durante este último mes. El chico está completamente ajeno a todo lo ocurrido.

A primera hora de la mañana, Lucie y el abogado de la familia, Juan Isidro Fernández, se desplazarán hasta el juzgado ceutí para depositar la fianza de 5.000 euros que permitirá la libertad provisional del padre, que fue trasladado por sorpresa el pasado miércoles hasta la prisión de Sevilla I por falta de espacio en Ceuta. A continuación, ambos se dirigirán hasta el centro Mediterráneo, donde tienen idea de recoger al niño e iniciar el viaje de vuelta a Canarias. “Mi intención y mi objetivo primordial siempre ha sido ese, reunir a la familia y que su padre saliera de la cárcel”, explica emocionado el abogado. Y que haya una productora que como Mediaset lleve la historia de Adou a la pequeña pantalla “no está mal, porque el dinerillo a la familia le vendrá muy bien”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción