Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy y Sánchez se reúnen con Rivera por separado para buscar su apoyo

Las dos citas estuvieron marcadas por la imputación de cinco miembros del PP

Pactos tras las elecciones 24M Ampliar foto
Rivera, líder de Ciudadanos, en un acto en Madrid.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, se ha reunido este martes en Madrid por separado con Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y del PP, y Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, que le han planteado posibles pactos en las comunidades autónomas en las que la formación emergente tiene la llave del Gobierno. Las dos citas han estado marcadas por la imputación por presunta corrupción política de cinco miembros del Partido Popular, que complica que Ciudadanos apoye al PP en Madrid.

Los líderes de las dos formaciones mayoritarias se han reunido por primera vez con Rivera sabiendo que el equilibrio de fuerzas políticas en España puede estar en las manos de la formación emergente. Un pacto PP-Ciudadanos permitiría que el partido de Rajoy conserve los Gobiernos de Madrid, La Rioja, Castilla y León, y Murcia. Un acuerdo que uniera al PSOE con Podemos y Ciudadanos podría acabar por darle a los socialistas Madrid, Valencia, Aragón o Murcia, y llegaría a desbloquear la investidura de Susana Díaz en Andalucía (sería necesaria la abstención de Podemos).

Por encima de los posibles acuerdos, un tema ha sobrevolado las dos conversaciones: que los gestos concretos en la lucha contra la corrupción política serán decisivos para cualquier pacto. La imputación de cinco miembros del PP en la Operación Púnica ha desatado este martes las alarmas en Ciudadanos. “Me parece inaceptable”, ha dicho Ignacio Aguado, líder del partido en Madrid, donde Cristina Cifuentes (PP) necesita el voto afirmativo de sus 17 diputados para lograr la presidencia de la Comunidad. “Aunque no está en las líneas rojas para pactar, porque no son miembros de la Asamblea, complica mucho cualquier acercamiento. Seremos intransigentes”. 

Antes de almorzar con Rajoy en La Moncloa, Rivera se ha reunido durante casi tres horas con Sánchez. El líder del PSOE y el de Ciudadanos han dedicado especial atención a la regeneración democrática en la que ambos están empeñados. Sánchez le ha hecho ver a Rivera la incoherencia en la que caería, según su punto de vista, si propicia que haya Gobiernos del PP en lugares donde la corrupción es casi sistémica. Le ha planteado los casos de Madrid, Valencia, Murcia, La Rioja y Castilla y León. Sánchez le ha trasladado a Rivera el discurso que ha lanzado su partido en las últimas 48 horas, que tiene algo de advertencia sobre las consecuencias que a juicio del PSOE tendría para Ciudadanos pactar con el PP en lugares de fuerte corrupción.

El presidente de la comisión gestora de Madrid, Rafael Simancas, ha pedido al partido de Rivera “que elija” si quiere apoyar al independiente Ángel Gabilondo (PSOE) como presidente de la Comunidad de Madrid o que gobierne “el partido de la corrupción [por el PP]”. Ambas partes, sin embargo, han definido el encuentro como “cordial”. En el caso de los socialistas, han añadido que hubo “un alto grado de entendimiento en el análisis de la situación politica”, pero sin alcanzar compromiso alguno por parte de Rivera de propiciar Gobiernos socialistas.

Con sus palabras sobre la corrupción, Sánchez ha tocado un tema sensible para Rivera. En Ciudadanos preocupan tres situaciones: la de Madrid, donde el número siete de la lista del PP vio archivada su imputación porque el querellante retiró su denuncia; la de Valencia, donde el PP “ha institucionalizado la corrupción”, según ha dicho este martes Fran Hervías, secretario de organización de Ciudadanos; y la de Murcia, donde Juan Carlos Ruiz, consejero de Industria y Turismo, ha dimitido tras ser imputado en la Operación Púnica.

Viñeta de Peridis del 3 de junio de 2015. pulsa en la foto
Viñeta de Peridis del 3 de junio de 2015.

“Se ha comentado la situación política en España y se ha hecho referencia a que los posibles acuerdos tras las últimas elecciones se negocien en cada ámbito autonómico o municipal”, han explicado fuentes del partido de Rivera.

“Ha sido una toma de contacto y de análisis político del panorama, para tomar el pulso de ambos líderes en persona”, han añadido desde Ciudadanos, cuyo líder también ha puesto sobre la mesa el escenario político que se podría plantear en Cataluña en el caso de que Artur Mas se decida a convocar elecciones para el 27 de septiembre. En esa Comunidad, el PP está en retroceso, el PSC está a la baja y Ciudadanos espera aspirar a ganar las elecciones. “Vamos a liderar como partido no nacionalista en Cataluña y es normal que el presidente del Gobierno y la oposición pregunten cómo lo vemos”, ha dicho una fuente de la dirección. “Se ha hecho un análisis general de la situación”, ha confirmado un portavoz de La Moncloa.

Más información