Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias y Sánchez inician un diálogo sobre regeneración y medidas sociales

Los líderes de Podemos y PSOE comparten la misma hoja de ruta para las conversaciones

Pablo Iglesias tras las elecciones 24M Ampliar foto
Pablo Iglesias, el pasado 24 de mayo. AP

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sentaron este miércoles las bases para iniciar un diálogo y explorar las posibilidades de entendimiento tras el 24-M. Los dos dirigentes compartieron en una conversación telefónica las premisas que ambos consideran necesarias para buscar un acuerdo. Se trata de negociar medidas de regeneración democrática de las instituciones, lucha contra la corrupción y contra los desahucios.

Aún no se conocen, pero en breve Sánchez e Iglesias tendrán la primera reunión, que abrirá el camino a conversaciones con cierta cotidianidad. En los próximos días fijarán una fecha para la reunión en la que ambos expondrán con claridad sus respectivas posiciones. Al tiempo, los dirigentes socialistas territoriales harán lo mismo con los líderes de Podemos en cada lugar de España donde la colaboración de este partido sea imprescindible para que un socialista presida comunidades o Ayuntamientos.

Las dos formaciones son conscientes de que empieza una nueva etapa en la que las descalificaciones más de fondo pasarán a mejor vida. Si hay entendimiento, el PSOE no podrá tildar a Podemos de fuerza política “populista” ni de estar “fuera de la realidad”; ni los de Pablo Iglesias, calificar a los socialistas de pertenecer a “la casta”. Ahora, se definirán por los programas aunque quedará claro, por ambas partes, que no habrá coaliciones de Gobierno, si bien el PSOE debe atender con mucha atención las propuestas de Podemos. Y, en la doble dirección, como, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Madrid. La lista impulsada por el partido de Iglesias y Ganemos en la capital, encabezada por la jueza Manuela Carmena, necesita el apoyo de los concejales socialistas a cuyo frente se encuentra Antonio Miguel Carmona.

Quién encabeza

Del otro lado, para los barones del PSOE es imprescindible el respaldo de Podemos para gobernar en Castilla-La Mancha, Extremadura o Asturias. En Aragón, el escenario es más complejo. Las dos formaciones quedaron prácticamente empatadas en votos y el candidato de Podemos, Pablo Echenique, elevó sus exigencias, preguntándose por qué la presidencia debe ser para el PSOE. En la Comunidad Valenciana, los socialistas consideran incuestionable que Ximo Puig sea el presidente, al tiempo que Compromís se sitúa en la misma posición. En Baleares la fragmentación hace más complicado el panorama. No habrá problema, sin embargo, en Extremadura, donde la lista más votada con diferencia ha sido la de Guillermo Fernández Vara, aunque tiene que recibir el apoyo de Podemos o Ciudadanos.

La gran baza de los socialistas y de Pedro Sánchez es su programa. Los socialistas comparten, en principio, líneas generales comunes que pueden servir para entablar conversaciones en los territorios y entre los dos líderes: cohesión social, generación de empleo, lucha contra la desigualdad y limpieza democrática son los epígrafes de los socialistas, de los que surgen ramales con las especificidades de cada comunidad autónoma. Todos llevan medidas antidesahucios.

Viñeta de Peridis del 28 de mayo de 2015. pulsa en la foto
Viñeta de Peridis del 28 de mayo de 2015.

La prioridad de Iglesias es “que no gobierne el PP”, aunque también avisó de que quien quiera entenderse con ellos ha de “girar 180 grados”, en referencia al PSOE. Los socialistas que llevan en la oposición muchos años se preguntan cuál es el giro que tienen que dar.

Más información