Ciudadanos atrae a sus mítines a la vieja guardia de UPyD

Francisco Sosa Wagner y Fernando Maura han asistido a los discursos de Rivera en campaña

Albert Rivera, en Madrid.
Albert Rivera, en Madrid. Víctor Lerena (EFE)

El proyecto de Ciudadanos ya hace algo más que absorber a antiguos militantes y candidatos de UPyD. Francisco Sosa Wagner, exeurodiputado del partido de Rosa Díez, acudió el miércoles a un mitin de Albert Rivera en Oviedo. El domingo pasado, en Madrid, quien se sentó en primera fila fue Fernando Maura, eurodiputado expulsado del partido. Hasta las puertas de Ciudadanos empiezan a acercarse figuras que fueron clave en la representación institucional de UPyD.

Más información
Ciudadanos aúpa a Inés Arrimadas
Podemos y Ciudadanos examinan su implantación nacional
Rajoy, sobre el auge de Ciudadanos

Las protestas de un grupo de militantes de VOX —que se quejaron por no tener sitio en el debate de Telemadrid— y la presencia de Fernando Maura, eurodiputado expulsado de UPyD, marcaron el domingo pasado el acto central de campaña de Ciudadanos en Madrid.

La formación que preside Albert Rivera ha absorbido desde octubre de 2013 a casi 2.000 afiliados de UPyD. Sus listas en Galicia, Valencia, Madrid o Aragón rebosan de caras conocidas por haber formado parte del partido de Rosa Díez, ahogado en la crisis desde que no obtuvo representación en las elecciones andaluzas. Ignacio Prendes, que fuera diputado asturiano de UPyD, es hoy el número dos en la comunidad del partido emergente. Faltaba, sin embargo, que se acercaran hasta su puerta otros dirigentes que estuvieron en el origen y la expansión del partido de Díez. Ocurrió la pasada semana. El miércoles, Francisco Sosa Wagner, eurodiputado de UPyD hasta su dimisión a finales de 2014, acudió a un mitin de Rivera en Oviedo, donde escuchó cómo se le llamaba “valiente” entre una tormenta de aplausos. El domingo pasado, en Madrid, fue Fernando Maura, eurodiputado expulsado de UPyD por no respetar el reglamento interno, quien vivió eso.

“Cuando se agota el proyecto en unas siglas, pero ese mismo proyecto tiene vitalidad en otras, queda la amargura y la satisfacción de que siga adelante”, explicó Maura, que se ha integrado en el grupo Ciudadanos Europeos con los dos eurodiputados de Rivera. Para unirse por completo a Ciudadanos, Maura, fundador de UPyD, tendría que renunciar a su acta. Hoy se dedica a cumplir el programa por el que fue elegido. Su futuro depende de los resultados del 24-M y de las listas que se formen para las generales.

Viñeta de Peridis del 18 de mayo de 2015.
Viñeta de Peridis del 18 de mayo de 2015.Peridis
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

UPyD vive días de tensión. En el acto central de la campaña del partido, el sábado en Madrid, Díez no se saludó con Irene Lozano, la diputada que ha manifestado su voluntad de competir por la dirección en el Congreso Extraordinario que se convocará tras los comicios. UPyD todavía no ha estudiado los correos en los que Lozano, presuntamente, plantea la posibilidad de formar otro partido, lo que podría derivar en su expulsión. Ciudadanos no la recibiría con los brazos abiertos, según constató EL PAÍS. Salvo para los miembros de UPyD que en los últimos meses se manifestaron a favor de la fusión, esta está siendo la contestación a quienes ahora quieren sumarse al proyecto: “Este tren ya pasó muchas veces”.

Iglesias y Rivera luchan por el voto del cambio

J. J. M.

Albert Rivera, el presidente de Ciudadanos, y Pablo Iglesias, el líder de Podemos, luchan por cautivar al votante que quiere impulsar un cambio político en España. El sábado, en Alicante, Iglesias fue rotundo: “El cambio es de color morado: que nadie se confunda”. El domingo pasado, en Madrid, Rivera incidió en esa necesidad de concentrar ese voto de protesta en un solo partido, argumentando en favor de Ciudadanos.

“Me quiero dirigir a los adultos de este país y decirles: para que haya cambios tiene que votarse un cambio”, dijo. “La única manera de que esto cambie rápido es que ganemos nosotros”.

El pulso entre los dos líderes por activar al electorado, luchar contra la abstención y animar a que se elijan las opciones nuevas en lugar de las tradicionales también dio lugar a guiños. "Vamos a dejarnos de juego de sillas y de Juego de Tronos", bromeó Rivera. Iglesias ha coordinado el libro Ganar o morir. Lecciones políticas en Juego de Tronos y le regaló la serie al rey Felipe VI.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS