Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 39% de los conductores fallecidos en 2014 consumieron drogas o alcohol

El porcentaje de positivos por estas sustancias alcanzan su nivel más bajo del lustro

"La cocaína y el cannabis se ha convertido en un combinado notorio", alerta María Seguí

Un control de alcoholemia y drogas de la Guardia Civil en Madrid.
Un control de alcoholemia y drogas de la Guardia Civil en Madrid.

Los últimos datos sobre accidentalidad en las carreteras españolas muestran un descenso insuficiente, en palabras de las autoridades, del número de conductores fallecidos que habían consumido alcohol o drogas. Según el informe presentado este viernes por el Instituto Nacional de Toxicología, el 39,09% de los automovilistas muertos en 2014 habían bebido o tomado algún tipo de estupefaciente. El porcentaje de positivos más bajo del último lustro, que alcanzó su máximo en 2012 (47,32%).

Una cifra "preocupante", ha insistido la directora general de la DGT, María Seguí, pero que arroja también "una esperanza". Según la máxima responsable de Tráfico, empieza a calar en la población las iniciativas de concienciación puestas en marcha para difundir la idea del "impacto nocivo" que tienen estas sustancias en la conducción. "Se perciben mejoras, pero hay que seguir siendo implacable", ha remachado Bartolomé Vargas, fiscal jefe del área de Seguridad Vial, que ha puesto el acento en las campañas de educación en los colegios y entre los adultos. Porque, como ha apostillado, el informe de este viernes también resalta que un 27,5% de los conductores que dieron positivo habían consumido psicofármacos.

El documento del Instituto Nacional de Toxicología explica que la mayoría de las víctimas mortales que habían consumido eran varones (90%), y de entre 30 y 50 años (45%). Y, además, detalla cómo la cocaína se ha convertido en la droga más habitual: un 50% de los conductores analizados había tomado esta sustancia. Le siguen el cannabis (46,34%), los opiáceos derivados de la morfina (15,85%), las anfetaminas (4,88%) y la ketamina (1,22%). Estupefacientes que se toman, incluso, a la vez: la cocaína y el cannabis se ha convertido en un "combinado espectacularmente notorio, novedoso y preocupante", ha alertado Seguí.

Pese a ello, el alcohol sigue cómo la principal sustancia consumida por los conductores muertos en accidente de tráfico. El 67,08% de los automovilistas que dieron positivo habían ingerido bebidas etílicas; frente al porcentaje menor que había tomado drogas (34,17%) y psicofármacos (27,5%). Y el 80% de los que dieron positivo en alcohol superaba la tasa de 1,2 gramos por litro de sangre.

El consumo entre los peatones

La directora del Instituto Nacional de Toxicología, Gloria Vallejo, ha insistido este viernes en que el documento analiza las sustancias prohibidas detectadas entre los peatones fallecidos por atropello. En esta área, el documento dibuja un perfil ligeramente distinto del de los conductores: la mayoría de los viandantes muertos que dieron positivo, al igual que los automovilistas, eran hombres (68,7%); pero, en este caso, la edad se eleva hasta los 60 años (39%).

La cocaína y el cannabis se ha convertido en un combinado notorio, novedoso y preocupante

María Seguí, directora de la DGT

El 40% de los peatones fallecidos en accidente de tráfico en 2014 habían consumido drogas o alcohol, según el informe. En 2013, el porcentaje se elavaba hasta el 44,1%; y en 2012, cuando alcanzó el máximo del último lustro, el 51,22%. El 53,6% de los viandantes que dieron positivos había tomado alcohol, el 50,72% psicofármacos y el 24,64% drogas.

Todas estas cifras dibujan un escenario preocupante, en opinión de la Fiscalía. "Anualmente se producen 90.000 condenas por delitos de peligro. De ellas, casi 60.000 son consecuencia del consumo de sustancias tóxicas", ha subrayado Vargas, que ha repetido la necesidad de ser "implacable" para que las personas que consumen estas sustancias "no terminen en las autopsias".

Más información