Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca la campaña electoral más incierta

A las doce de la noche ha comenzado el proceso que culminará el 24-M con la renovación del poder en todos los ayuntamientos y en 13 comunidades, además de Ceuta y Melilla

A las doce de la noche de este jueves ha dado comienzo la campaña electoral más incierta, por la extrema movilidad de la intención de voto, que culminará el 24 de mayo con la renovación del poder en todos los ayuntamientos y en 13 comunidades autónomas, más las ciudades de Ceuta y Melilla. La tradicional pegada de carteles a medianoche ha sido el pistoletazo de salida de un proceso en el que PP y PSOE se disputan la primacía y Podemos y Ciudadanos el cambio, según ha apuntado el macrobarómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas.

El PP arranca en Cataluña y allí debuta Mariano Rajoy con un mitin en Tarragona. El presidente del Gobierno mantendrá una intensa jornada, que comienza presidiendo el Consejo de Ministros para después desplazarse a esa comunidad para almorzar con directivos de las principales marcas automovilísticas e inaugurar el Salón del Automóvil. Al almuerzo asistirá también el presidente catalán, Artur Mas. Los populares concurren con el mensaje de que su partido va a ganar en los comicios del 24-M en cómputo global. En lugar de la pegada de carteles, Rajoy ha acompañado al alcalde de la capital malagueña y candidato del PP a la reelección, Francisco de la Torre, en un acto a última hora de la tarde en esa ciudad, donde ha lanzado la que será la idea central de su campaña: el PP será  "la primera fuerza política" en los comicios y es el único partido con condiciones "para dar estabilidad".

Pedro Sánchez y el presidente del Principado y candidato socialista a la reelección, Javier Fernández, abren la campaña electoral del PSOE en Asturias con un acto público en Gijón. Antes, Sánchez mantendrá un encuentro con mujeres en Santander. Durante 15 días, el líder socialista, en su intensa campaña, tratará de aumentar su actual intención de voto, un 24,3%, aunque la necesidad de pactos en Ayuntamientos y autonomías será su realidad inexorable. No serán baladí los resultados que su partido obtenga en estas elecciones locales y regionales. Se examinan los candidatos pero también él. Sánchez ha afirmado en Madrid: “Hemos aprendido de nuestros errores, porque gobernar es errar. Lo importante es levantarse y corregirlos”. El líder socialista ha obviado a cualquier rival que no sea el PP y ha simbolizado la apertura pulsando un interruptor entre sus candidatos a la Comunidad y la alcaldía de Madrid, Ángel Gabilondo y Antonio Miguel Carmona, respectivamente.

Ciudadanos ha dividido su inicio de campaña en dos puntos neurálgicos que retratan sus grandes objetivos electorales. Albert Rivera es la cara visible de la formación en la cena organizada por el partido en Barcelona, donde aspira a entrar en el Ayuntamiento por primera vez, una meta que está subrayada en rojo en su estrategia. El presidente de la formación ha defendido que la suya es la única capaz de impulsar "un cambio profundo" que garantice la "estabilidad". En Madrid, Ignacio Aguado, el candidato a la presidencia de la Comunidad, y Begoña Villacís, cabeza de lista en las municipales de la capital, cerrarán la velada con un discurso y una pegada de carteles virtuales.

Los socialistas Antonio Miguel Carmona, Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo.
Los socialistas Antonio Miguel Carmona, Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo. EFE

En las dos cenas, el discurso es común. “No aspiramos al poder por el poder. El objetivo es que nuestras propuestas de cambio se lleven a cabo”, ha dicho Aguado, en coincidencia con el discurso de Rivera. La formación apuesta por “el cambio sensato” y anima a los electores a creer en la posibilidad de ser decisivos e incluso alcanzar gobiernos. El presidente del partido, por ejemplo, recordó que el barómetro del CIS había previsto que Ciudadanos no obtendría eurodiputados (logró dos) y que no llegaría a los cinco diputados andaluces (sumó nueve). El partido, en consecuencia, vive la campaña como la continuación de su despegue andaluz y la lanzadera hacia las elecciones generales de fin de año.

Podemos empieza esta campaña con una estrategia marcada por la importante caída en estimación de voto que refleja el estudio preelectoral del CIS. Si la formación de Pablo Iglesias se había fijado el objetivo de competir directamente con el presidente del Gobierno, autoproclamándose "principal partido de la oposición", se ve ahora abocada a enfrentarse a Ciudadanos por el voto del cambio. El propio Iglesias, en este contexto, asegura que su meta consiste en ganar las elecciones generales del próximo otoño y ciñe estos comicios a un test de transición en el que, en cualquier caso, buscará movilizar a los indecisos. En sus palabras se trata de un anticipo del cambio que su formación pretende lograr en esas elecciones. Y en torno a esa palabra gira, por ejemplo, el lema de la campaña: "El cambio es ahora".

El secretario general de Podemos ha vuelto a hacer hincapié esta noche en esa idea en el madrileño barrio de Hortaleza, donde ha protagonizado la pegada de carteles junto al número dos del partido, Íñigo Errejón, la secretaria de Análisis Político y Social, Carolina Bescansa, y el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, José Manuel López. “Nos parece muy meritorio las medallas de plata y las de bronce, y si así lo quieren los ciudadanos, lo asumiremos, pero salimos a intentar ganar al PP”, ha insistido Iglesias. Esta campaña inicia justo una semana después de que el cofundador del partido y coordinador del programa, Juan Carlos Monedero, presentara su dimisión tras distanciarse de la dirección nacional. Monedero se fue agitando un debate sobre la necesidad del regreso a los orígenes de la formación, aunque la cúpula niega que esa circunstancia les vaya a afectar en las urnas.

Izquierda Unida sale a batallar para tratar de salvar sus posiciones: el CIS pronostica que el ascenso de Podemos y Ciudadanos le asesta un duro castigo: pierde escaños en los cinco parlamentos autonómicos que mantiene, sale de dos —Comunidad Valenciana y Murcia— y está al filo de hacerlo también en Extremadura, donde permitió que gobernara el PP. La coalición no se rinde: "No nos desanimamos, esto es un clásico en IU: luchar y perseverar", subraya el secretario de Organización, Adolfo Barrena. La coalición tiene claro que su estrategia pasa por defender y explicar su programa y una campaña muy directa y cercana con los ciudadanos. El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha elegido Valladolid para protagonizar, junto con el aspirante de la formación a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Sarrión, su primer mitin electoral. La coalición de izquierdas celebra la pegada de carteles en Zaragoza, en un acto en el que están presentes Garzón y el coordinador federal, Cayo Lara.

En Huelva, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, atenderá a los medios de comunicación junto al candidato de su partido a la Alcaldía de la ciudad, Miguel Ángel Delgado. El CIS predice que el partido de Díez perderá su representación en todos los parlamentos autonómicos que celebran elecciones el 24-M. Su presencia institucional se verá reducida a su diputado en el País Vasco, una comunidad que no celebra ahora comicios.

Con la información de Javier Casqueiro, Anabel Díez, Juan José Mateo, Francesco Manetto y Elsa García de Blas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información