Los dos partidos emergentes se declaran la guerra en Internet

Ciudadanos y Podemos se acusan de hacer “vieja política” tras chocar en Twitter

Ciudadanos y Podemos han convertido Twitter en un campo de batalla. El enfrentamiento entre las cuentas vinculadas a ambos partidos supuso un salto cuantitativo en el pulso que mantienen las dos formaciones por monopolizar el discurso del cambio, porque lo trasladó a un medio en el que los ciudadanos pueden intervenir. En consecuencia, hubo apoyos y protestas de los respectivos seguidores en la Red.

Todo empezó con una acusación. “Sorpresa”, escribió Albert Rivera, que tiene más de 270.000 seguidores en ese medio. “Podemos organiza su campaña en redes contra Ciudadanos desde Venezuela”, dijo sobre la etiqueta desmontandoaciudadanos, que con sus críticas al partido y su vídeo generó más de 80.000 mensajes y fue una de las más populares del martes en España.

“Para hacer un TT [tema popular] en España hay que tuitear desde España”, contestó Podemos, para negar cualquier relación. Podemos tiene 586.000 seguidores. “Es propio de la vieja política acusar sin pruebas al adversario (...) Un abrazo, Albert, la formación es gratis”, ironizó la cuenta del partido de Pablo Iglesias, que gestiona un grupo de unas 15 personas que lleva parte de su estrategia de marketing.

Más información
Rivera critica el plan de Podemos: “Cambia según las encuestas”
Ciudadanos apela a su experiencia para distanciarse de Podemos
Homs dice que Ciutadans carece de “compromiso democrático”
La versión Podemos 3.0, por JAVIER AYUSO

“Los datos técnicos demuestran un importante apoyo al hashtag desmontandoaciudadanos desde Venezuela”, aseguró Fernando de Páramo, secretario de comunicación de Ciudadanos, que tiene más de 10.000 voluntarios en su equipo de redes sociales, inspirado en el que llevó a Barack Obama hasta la presidencia estadounidense en 2008. “No decimos que detrás de eso esté Podemos, aunque sus dirigentes admiren lo que está pasando en Venezuela”, abundó. “Ellos sí reconocen estar detrás de la campaña, del vídeo y de intentar desacreditar a Ciudadanos. Y hay un apoyo potente desde Venezuela para que eso aumente”, argumentó. “Nosotros, las redes las usamos para proponer, otros para la guerra sucia, con gestos propios de la vieja política”, añadió sobre Podemos. “Estamos acostumbrados a esa soberbia”, lamentó. “Los que han elevado el discurso son ellos. Tiene que ver con su frenazo y hasta bajada en las encuestas”, dijo De Páramo. “Son ataques frontales, directos. Se han dado cuenta de que somos uno de los rivales a batir y de que nos alimenta el descontento de sus votantes”.

La dirección de Podemos, que asegura que pretende evitar entrar en el cruce de acusaciones con Rivera, replicó, no obstante, con una acusación. “Es propio de la vieja política acusar sin pruebas al adversario cuando no se es capaz de desmentir algo. En este caso, entendemos vuestros nervios con el vídeo, pero deberíais hablar con su autor”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS