Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La propuesta de Catalá de multar a medios recibe el rechazo hasta del PP

Floriano dice que la libertad de prensa es "sagrada" y una "convicción" dentro del PP

Todos los partidos se oponen a trasladar el reproche al mensajero

Carlos Floriano, del Partido Popular. Ampliar foto
Carlos Floriano, del Partido Popular.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha visto obligado a desdecirse hasta en tres ocasiones de sus declaraciones del miércoles sobre la conveniencia de abrir el debate acerca de si debe multarse a los medios de comunicación que divulguen sumarios judiciales bajo secreto. La idea del titular de Justicia ha recibido un aluvión de críticas de todos los partidos —incluso del suyo, el PP—, las asociaciones profesionales y representantes del ámbito judicial. En la última de sus varias explicaciones de retractación, Catalá ha insistido en que el Gobierno no tiene “ninguna propuesta en torno a la sanción de medios de comunicación”, y ha defendido que su intención no era ni siquiera abrir el debate.

Catalá se refirió el miércoles en un coloquio en Barcelona al “debate” de si deben fijarse límites a la información, al ser preguntado sobre los “juicios paralelos” a personajes públicos imputados. Sostuvo que debería sancionarse con firmeza a los filtradores de sumarios secretos y, sobre los medios de comunicación, dijo: “Un buen debate sería trasladar la sanción al medio e imponer la obligación de la no publicación de la información”. Este jueves, sin embargo, ha rectificado: “No he propuesto abrir ese debate ni sancionar a los medios”.

El Ejecutivo y el PP se han esforzado en apagar el incendio provocado por las palabras del ministro. El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha subrayado que lo dicho por Catalá se enmarca solo en una “reflexión personal”, al mismo tiempo que el portavoz del PP en la Cámara Baja, Carlos Floriano, ha insistido en que la libertad de prensa es “sagrada” y esa es “una convicción de toda la gente que está en PP o que, como en el caso del ministro, está en un Gobierno del PP”. En el partido, el presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá y la candidata a la presidencia de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se han manifestado en contra de sancionar a los medios. Solo Esperanza Aguirre se ha mostrado partidaria de “abrir debates”.

La oposición, encabezada por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha cargado contra la propuesta. Sánchez ha instado a Mariano Rajoy a que desautorice a Catalá y le ha aocnsejado “que no se preocupe tanto de perseguir a aquellos que denuncian la corrupción del PP, que suelen ser los periodistas, sino a perseguir la corrupción” de su partido. Podemos, Ciudadanos, CiU, UPyD y la Izquierda Plural se han sumado a las críticas.

En el ámbito judicial, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, cree que los “excesos” en la información “deben corregirse más por la autorregulación y por un ejercicio responsable de la profesión de los periodistas que por la vía de la represión”. La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, defiende la publicación de informaciones procedentes de secretos de sumario “siempre y cuando no perjudiquen a la investigación” en curso.

La Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) ha mostrado su “más absoluto rechazo” a la propuesta, y la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), la ha calificado de “ataque inadmisible a la libertad de prensa”. 

Más información