Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Rivera: “No seré vicepresidente de Rajoy, Iglesias o Sánchez”

El presidente de Ciudadanos confirma que su formación no entrará en coaliciones de gobierno, tampoco tras las generales

Albert Rivera Ampliar foto
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Ciudadanos aspira a presentarse ante los electores como una alternativa de gobierno y no como un partido bisagra. Esa es la idea fuerza que marca su estrategia para las elecciones del 24 de mayo y las generales de fin de año, lo que explica su decisión de no entrar en ninguna coalición de gobierno, como publicó EL PAÍS, y que Albert Rivera renunciara ayer a cualquier cargo en un Ejecutivo que no presida Ciudadanos.

“Ningún compañero mío, ni yo, vamos a ser ministros ni vicepresidentes, ni de Pedro Sánchez [PSOE], ni de Rajoy [PP] ni de Pablo Iglesias [Podemos]”, dijo Rivera en referencia a las elecciones generales durante una entrevista en La Sexta. “Si ganamos las elecciones, buscaremos apoyos parlamentarios para intentar gobernar”, avanzó el líder de Ciudadanos, que decidirá en junio si se presenta a las primarias que elegirán al candidato a la Generalitat catalana; a las que designarán al cabeza de lista para optar a la presidencia del Gobierno; o a ambas (se celebrarán en julio). “Creo que los inventos de partidos en un Gobierno en el que no hay un proyecto común, en el que cada uno tira para su casa, al menos al día de hoy, en España, no son posibles”, argumentó. “Es mejor que gobierne un Gobierno de un partido, o con independientes. A partir de ahí, lógica parlamentaria: claro que habrá que llegar a acuerdos”, añadió. “Tenemos que ir a una nueva etapa política en la que Pablo Iglesias y otros líderes tienen que entender que no hay que criminalizar a los otros”.

El político decidirá en junio si opta a las elecciones catalanas o a las generales

Ciudadanos nació en 2006. En su aparición hubo un impulso fundamental: construir un proyecto nuevo que le arrebatara a las formaciones nacionalistas el monopolio de los pactos con el partido más votado. Las encuestas apuntan a que hoy Ciudadanos puede trascender tanto ese propósito original como el techo electoral alcanzado por UPyD, una formación con similares principios y que llegó a los cinco diputados en las últimas generales. En un escenario de virtual empate a cuatro entre el partido de origen catalán, el PSOE, el PP y Podemos, Rivera aspira a aprovechar el impulso generado tras las andaluzas (nueve diputados) para ganar. “Dicen que somos el partido bisagra”, recuerdan desde la dirección del partido; “pero a lo mejor la bisagra acaban siendo otros que ahora creen que ganarán”.

Ningún otro partido, según analizan desde el núcleo duro de la formación, tendrá tantas posibilidades de alcanzar pactos como Ciudadanos. Ningún otro, sin embargo, se ha significado tan claramente en sus propósitos: o victoria o labor de oposición con pactos puntuales o acuerdos de estabilidad si hay grandes coincidencias programáticas.

Más información