Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cantó renuncia a su acta de diputado y a ser candidato de UPyD por Valencia

Seguirá como afiliado de la formación al menos hasta el Congreso Extraordinario

Toni Cantó, tras anunciar su dimisión.

"La única carrera que me planteo es la de volver al teatro", ha asegurado el candidato a la presidencia de la Generalitat Valenciana y diputado de UPyD, Toni Cantó, al anunciar que renuncia a esos dos cargos como consecuencia de su enfrentamiento con la dirección nacional de Rosa Díez, a la que pidió en marzo que dimitiera por los malos resultados en Andalucía (UPyD no entró en el Parlamento) y por su negativa a pilotar un acercamiento a Ciudadanos. La marcha de Cantó, sin embargo, no cierra la crisis en UPyD. El también diputado Álvaro Anchuelo, crítico con la dirección, ha asegurado a EL PAÍS que se mantendrá en su escaño, mientras que la diputada Irene Lozano, que también solicitó la marcha de Díez, sigue estudiando su futuro político.

Cantó, al que debería sustituir en el Congreso Rafael Soriano, seguirá como afiliado de la formación al menos hasta el Congreso Extraordinario convocado para después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo. Un congreso en el que Cantó ha dejado claro que será beligerante a favor de "un cambio de rumbo" de la formación,  en la que pasará a ser un afiliado de base.

“No me presentaré a la presidencia de la Generalitat por UPyD”, ha dicho el diputado en una concurrida rueda de prensa en Valencia. “Por consiguiente, entregaré el acta de diputado en cuanto llegue a Madrid. Ha sido una decisión complicada. Emocionalmente siento una afinidad con muchísimos afiliados y candidatos”, ha añadido. “Como afiliado espero al Congreso Extraordinario de junio, y según el resultado tomaré la decisión de si continúo o no en el partido. (…) Lucharé porque las cosas, la dirección, cambien. El rumbo de la dirección no es el adecuado”.

Rosa Díez lamenta la decisión de Toni Cantó. Atlas

El 28 de marzo, Cantó abandonó “triste” el Consejo Político Extraordinario de UPyD. Allí propuso la dimisión de Díez y su equipo directivo y la formación de una gestora comandada por Luis de Velasco, portavoz del partido en la Asamblea de Madrid, u otro histórico de la formación. Como su posición no encontró un respaldo significativo, Cantó viajó inmediatamente a Valencia para recorrer las tres provincias de la Comunidad y pulsar la opinión de los militantes que le habían aupado a la candidatura a la presidencia de la Generalitat. Quiso saber si al menos en su tierra contaba con los apoyos suficientes a su posición, que incluía un acercamiento a Ciudadanos. No fue así, lo que finalmente le ha llevado a la dimisión.

En el partido de Albert Rivera nunca recibieron su llamada, según confirmó este diario. Cantó, sin embargo, supo por terceros las condiciones para su hipotético cambio de filas: renuncia a su acta de diputado y a su candidatura por Valencia; ingreso como “afiliado de a pie”; y paso por primarias para presentarse a cualquier puesto.

No he contemplado en ningún momento una salida individual a Ciudadanos

Toni Cantó

“No he contemplado en ningún momento una salida individual como esa. Lo que pelearé en el Congreso es que las dos organizaciones lleguen a un acuerdo”, ha aclarado hoy Cantó, que ha  insistido en que su posición busca la pervivencia de UPyD, que debería buscar un acuerdo con Ciudadanos "de organización a organización", en pie de igualdad, según su opinión.

La renuncia de Cantó agudiza la crisis interna del partido de Díez. La portavoz ya ha escuchado cómo Cantó y la también diputada Irene Lozano pedían su dimisión; que el diputado Álvaro Anchuelo solicitaba la regeneración de la formación; y que se sucedían las dimisiones en el Consejo de Dirección de UPyD, que la semana pasada anunció la apertura de un expediente a los eurodiputados Maura y Calvet por no acatar las normas internas, criticar a Díez y pedir un acercamiento a Ciudadanos.

Más información