Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno prorrogará la presencia de los marines en la base de Morón

El Consejo de Ministros dará una nueva autorización temporal mientras negocia la definitiva

El Gobierno tiene previsto autorizar por tercer año consecutivo la presencia de un contingente del Cuerpo de Marines de Estados Unidos en la base de Morón de la Frontera (Sevilla) para misiones de intervención rápida en África.

El Consejo de Ministros encomendó el pasado 24 de enero a los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores que negociaran con Washington la modificación del convenio bilateral de 1988, ante la petición del Pentágono de convertir en permanente la presencia en Morón de la Fuerza de Especial de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines (SP MAGTF Crisis Response), dependiente del mando de EE UU para África, y de aumentar su techo máximo desde los actuales 850 hasta 3.500 efectivos.

Sin embargo, la negociación avanza muy lenta, según las fuentes consultadas —debido, entre otras razones, a la dificultad de poner de acuerdo a los dos ministerios que participan por cada gobierno— y el acuerdo final requerirá una larga tramitación —parlamentaria en el caso español y administrativa, en el estadounidense— antes de su entrada en vigor. En esas condiciones, el Gobierno ha optado por aprobar una nueva prórroga temporal cuando, el próximo día 19, expire la que actualmente está en vigor.

Está previsto que la nueva autorización sea de un año, como las dos anteriores, aunque podría acortarse si entra en vigor antes de que se cumpla ese plazo la reforma del convenio que incluya el acuerdo definitivo.

En principio, la prórroga solo incluirá el contingente actual —850 militares, que pueden llegar a 1.100 durante los relevos, doce aviones de despegue vertical MV-22, cuatro aviones de reabastecimiento KC-130 y una aeronave de apoyo— y no incluirá ningún aumento como el año pasado, cuando los marines pasaron de 500 a 850. “No tienes sentido discutir un aumento temporal mientras se negocia el definitivo”, indicaron las fuentes consultadas.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, se ha mostrado favorable a “acomodar el despliegue” para atender la petición del Pentágono, pero se ha comprometido a abordar en las negociaciones la situación de los trabajadores de la base de Morón, que en los últimos años han sufrido tres expedientes de empleo con un saldo de 240 despidos.

 

Más información