Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD, sin dinero para luchar contra la corrupción

El fracaso electoral en Andalucía obliga a la formación a abandonar personaciones judiciales para recuperar las fianzas

Andrés Herzog y Rosa Díez, en el Consejo Político de UPyD. Ampliar foto
Andrés Herzog y Rosa Díez, en el Consejo Político de UPyD.

UPyD se ha quedado sin dinero para seguir personándose como acusación particular en casos de corrupción tras su fracaso electoral en Andalucía, donde no logró entrar en el Parlamento, bajó de los casi 130.000 votos de 2012 a los pocos más de 76.000 de 2015 y no llegó ni al 2% del total.

La pasada semana, Andrés Herzog, portavoz adjunto de la formación, anunció que el partido no podía hacer frente a los 10.000 euros de fianza que le pedía el juez para seguir en el caso Plaza, que investiga 150 millones de euros de presunto sobrecoste en la construcción de una gran plataforma logística cerca de Zaragoza. No será una excepción, según confirmó el propio Herzog a este diario. Tras invertir 124.000 euros en iniciativas judiciales, UPyD revisa ahora sus prioridades para decidir cuántos casos abandona y recuperar así parte de los 40.500 euros que tiene bloqueados en fianzas. Además, espera ahorrarse el sueldo de los abogados y procuradores externos que apoyan al equipo de Herzog.

Un mal resultado electoral como el de Andalucía afecta al presupuesto de todo el año. Ahora hay que rehacerlo entero

Andrés Herzog

En los últimos tres años, la formación se ha personado como acusación particular en hasta 25 casos y su acción ha sido fundamental para el avance del caso Bankia. Además, UPyD está personada en el caso de las facturas falsas de UGT Andalucía y el fraude de la formación. También son acusación en el caso abierto por la consulta soberanista del 9-N y en una parte del proceso que investiga a la familia Pujol.

En las próximas semanas, las calculadoras de los despachos de UPyD echarán humo. Herzog espera que lleguen dos nuevas peticiones de fianzas, una de ellas correspondiente al caso Bankia. Nadie sabe si el partido podrá afrontarlas. Las elecciones andaluzas han hecho algo más que desatar una crisis interna que ha puesto en peligro la supervivencia del partido. También han puesto en cuestión su viabilidad financiera. Sin dinero para una campaña fuerte, las posibilidades de éxito en mayo son menores. Con menos representación, menos subvenciones. Y con menos subvenciones, menos posibilidades de mantenerse como un grupo relevante en la política española.

En los últimos tres años, el partido se ha gastado 124.000 euros en acciones judiciales contra la corrupción

En Andalucía, el partido de Rosa Díez sufrió un triple golpe financiero. Primero, no recuperó los 125.000 euros invertidos en la campaña porque no logró entrar en el Parlamento (en ese caso, cada escaño supone rescatar 22.299 euros y cada voto 80 céntimos). Segundo, como la candidatura de Martín de la Herrán no consiguió siquiera un escaño tampoco podrá contar con la subvención mensual correspondiente. Y tercero, el fracaso afectó a sus opciones electorales futuras, según la perspectiva de los bancos, que cuentan con que marque tendencia y en consecuencia han cerrado el grifo de la financiación para las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

“Andalucía marca muchísimo. La financiación en los bancos depende de las perspectivas electorales. Un mal resultado como el de Andalucía afecta al presupuesto de todo el año. Ahora hay que rehacerlo”, admite Herzog.

Más información