Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz atribuye el triunfo a su forma de gestionar la crisis

“Voy a ser neutral, decidirán los militantes y simpatizantes”, dice la presidenta en funciones de Andalucía antes del Comité Federal

Susana Díaz, con el presidente de Asturias, Javier Fernández, y el secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara. Ampliar foto
Susana Díaz, con el presidente de Asturias, Javier Fernández, y el secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara.

“Somos el PSOE y no hay que inventar nada. Representamos la igualdad, la libertad y la solidaridad”. La presidenta en funciones de Andalucía, Susana Díaz, les trasladó ayer a sus compañeros del Comité Federal algunos de los ingredientes que han contribuido a su victoria del pasado domingo. Según dijo, los ciudadanos son conscientes de que las crisis escapan al control de los Gobiernos, pero son igualmente conscientes de que “en el reparto de las cargas y los sacrificios, los Gobiernos tienen mucho que decir”, señaló. En sus elecciones, los andaluces “han dicho no a las políticas de la derecha y del Gobierno de Rajoy”. La presidenta dio las gracias “al secretario general”, y a todos los dirigentes y militantes del PSOE al haber sentido su apoyo, aunque ella prefiriera hacer una campaña en solitario.

Su decisión de adelantar un año las elecciones se ha confirmado acertada, según su perspectiva, aunque algunos dijeran que “era arriesgada” pero , recordó que ha ganado. “Hay fuerzas emergentes, pero el Parlamento de Andalucía ya tuvo cinco partidos. “Anguita tuvo los mismos escaños que Podemos e IU juntos —señaló— pero la gente ha dicho con claridad que quiere que gobierne el PSOE”. Ahora espera que los demás partidos “actúen con responsabilidad y el PP el primero”, con los votos que les han dado los ciudadanos. “Van a tener que elegir entre si respetan la voluntad de los ciudadanos o que vuelvan a hablar”, es decir, que haya elecciones en dos meses si ningún partido se abstiene para que ella sea investida. Antes citó como un factor para la victoria la unidad del PSOE andaluz. “Los ciudadanos ven que arrimamos el hombro, que solo nos importa la gente y no los líos de partido”.

Ayer no hubo líos. Por eso, causaron cierto impacto las cinco intervenciones de socialistas madrileños, afectos al anterior secretario general de Madrid, Tomás Gómez, sustituido por una gestora que preside Rafael Simancas. Fueron intervenciones duras en las que se criticó la destitución de Gómez como candidato; puesto que ahora ocupa el independiente Ángel Gabilondo. Las candidaturas fueron aprobadas por más del 95% de los presentes.

Susana Díaz, presidenta en funciones de Andalucía, no interferirá en el proceso de elección del candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno de España. Ni a favor ni en contra de ninguna persona en concreto, tampoco de Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. La dirigente andaluza se ha encontrado en la puerta de la sede federal del PSOE en Madrid con una avalancha de medios de comunicación que, entre otras cosas, le han preguntado sobre si “Pedro Sánchez es la esperanza y la alternativa a Mariano Rajoy”. A esta pregunta, Díaz ha respondido: “Yo no voy a interferir en ese proceso, sino que voy a mantenerme neutral dado que serán los simpatizantes y los militantes quienes por primera vez en el partido ejerzan con libertad su voluntad”.

A Miquel Iceta, primer secretario del PSC, no le ha importado responder sobre el liderazgo de Pedro Sánchez. "Hasta que ni haya primarias hoy por hoy nuestro líder es Pedro Sánchez al que veo cada vez más cerca de La Moncloa". Al tiempo ha destacado enfático el "gran triunfo de Susana Díaz" a la que todos los socialistas deben "agradecimiento".