Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe VI elige Francia para su primera gran visita de Estado

El Rey pronunciará un discurso en la Asamblea Nacional y homenajeará a los republicanos españoles que liberaron París

París, engalanada con banderas españolas con motivo de la visita del Rey. Ampliar foto
París, engalanada con banderas españolas con motivo de la visita del Rey.

Francia y España se disponen a estrechar aún más las excelentes relaciones que viven estos años con unas jornadas que marcarán un importante hito en la historia bilateral. Felipe VI y la reina Letizia realizarán a partir de este martes en suelo francés la primera gran visita de Estado tras el acceso al trono hace nueve meses. Los Gobiernos de ambos países se han implicado al máximo nivel para que la visita incluya actos y ceremonias de un nivel superior a las habituales recepciones de jefes de Estado en Francia.

Los dos eventos de mayor relieve y simbolismo están previstos para el miércoles. A primera hora de la tarde, el Rey pronunciará un discurso en la Asamblea Nacional, un honor reservado en contadas ocasiones a lo largo de toda la historia de Francia a un extranjero. El primero en hacerlo fue el presidente estadounidense Woodrow Willson en febrero de 1919, nada más concluir la I Guerra Mundial. Hasta octubre de 1993 no hubo otra intervención similar y la protagonizó precisamente el padre de Felipe VI, Juan Carlos I, quien también hizo su primera visita de Estado a Francia en octubre de 1976, once meses después de acceder al trono.

En la mañana del miércoles, los reyes descubrirán en el Ayuntamiento de París una placa por la que el jardín de la imponente casa consistorial llevará el nombre de La Nueve, la heroica compañía de la división Lecrec integrada casi exclusivamente por republicanos españoles 146 de 160 hombres que el 24 de agosto de 1944 fueron los primeros en llegar para liberar París. El texto de la placa es: "Jardín de los Combatientes de La Nueve, liberadores españoles de la Villa de París el 25 de agosto de 1944". El 25 es la fecha oficial de la liberación.

La historia no ha hecho justicia con ese grupo de valientes españoles. Fueron olvidados durante décadas. No solo por la dictadura española, sino también por Francia. Solo hace unos años empezaron a ser reconocidos algunos de los pocos supervivientes. Hoy solo sobreviven dos. Uno de ellos, Luis Royo, está hospitalizado. El otro, Rafael Gómez, de 94 años, estará presente en el acto del Ayuntamiento. También está invitado a la cena de Estado del martes en el Elíseo, a la que acudirán más de 220 personas.

Rafael Gómez, de 94 años, superviviente de La Nueve, estará presente en el Ayuntamiento y en la cena de Estado en el Elíseo

La idea de denominar así el jardín del Ayuntamiento, abierto al público desde enero del año pasado, partió de la alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo, nacida en Chiclana (Cádiz), hija también de republicanos. Fue aceptada de inmediato por los reyes, que rendirán así uno de los más simbólicos gestos de la monarquía española a los milicianos y militares republicanos que combatieron al nazismo en Europa y África. En el salón de fiestas del Ayuntamiento, Felipe VI pronunciará un discurso ante 600 políticos y personalidades.

Un tercer evento de relieve consistirá en la apertura de la exposición de Velázquez en el Grand Palais, en los Campos Elíseos. Con 51 obras aportadas de todo el mundo, y especialmente del museo del Prado, se trata de la mayor concentración fuera de España de lienzos del grandioso pintor, solo superada por la expuesta en 1989 en el Metropolitan Museum de Nueva York.

El presidente francés, François Hollande, estará presente en la inauguración, a la que acudirán los prestamistas de las obras procedentes de Boston, Dresden, Roma, Berlín, San Petersburgo o Madrid, así como los ciudadanos franceses que han obtenido el premio Príncipe de Asturias, como el hispanista Joseph Pérez, el biólogo Jean Weissenbach, el político Jacques Delors o un representante del Tour de Francia.

Los reyes serán recibidos el martes por la mañana en el palacio nacional de Los Inválidos por el primer ministro, Manuel Valls, un nivel que tampoco es habitual en estas visitas. Entre Valls y los reyes hay una buena sintonía, según aseguran personas de sus respectivos entornos. El miércoles, ofrecerá a los reyes un almuerzo en palacio de Matignon, en el que estarán presentes la esposa del primer ministro, la violinista Anne Gravoin, y una veintena de personas, entre ellas algunos españoles del mundo cultural y artístico residentes en Francia.

En el primer encuentro de los reyes con Hollande, el martes a mediodía, el jefe del Estado impondrá a la reina Letizia la gran cruz de la Legión de Honor, una distinción que ya posee Felipe VI, quien entregará al mandatario francés el gran collar de la Orden de Isabel la Católica.

En otro gesto inhabitual en visitas de jefes de Estado, Felipe VI hará el miércoles una ofrenda ante la tumba del soldado desconocido, bajo el gran Arco de Triunfo en el que desemboca la avenida de los Campos Elíseos.

París destaca las "extraordinarias y excelentes" relaciones que viven en estos momentos Francia y España "a todos los niveles"

El jueves, tercera jornada de la visita, estará centrada en la economía y la empresa, aunque Felipe VI y Letizia también tendrán un encuentro con 20 hispanistas franceses en la biblioteca del Instituto Cervantes. El Rey desayunará en la embajada de España con los máximos responsables de las diez mayores empresas españolas en Francia y las diez mayores empresas francesas en España. Entre las primeras, Abertis, ACS, Gamesa, Puig, Abengoa o Ferroatlántica. Y entre las segundas, Areva, Peugeot-Citroën, France Telecom-Orange, Carrefour o Renault. Los intercambios comerciales anuales entre los dos países superan los 60.000 millones. En España hay cerca de 4.000 empresas francesas con 400.00 empleados. Y en Francia hay 1.600 españolas con 75.000 trabajadores.

La estancia real en París terminará con la clausura del encuentro empresarial español en la sede de la CEOE, al que asisten responsables de Alstom, Auchan, Natixis, Gas Natural, Porcelanosa o Amadeus.

“Es una visita importante con un programa importante”, subrayan en el Elíseo, donde asesores de Hollande destacan “las extraordinarias y excelentes” relaciones bilaterales “en todos los niveles”: sintonía en la política europea, cooperación contra el yihadismo en Europa o Mali, apoyo español al eje París-Berlín ante la crisis de Ucrania… El único punto gris, la ausencia de importantes interconexiones energéticas entre ambos países, ha empezado a superarse con la reciente inauguración de nuevos enlaces y la planificación de otros futuros.

Durante su visita, los reyes se alojarán en el Hotel Intercontinental, antes Grand Hotel, en las inmediaciones del palacio Garnier de la Opera de París. El hotel fue inaugurado en 1862 por Eugenia de Montijo. La reina no tendrá un programa aparte. Acompañará a Felipe VI en todos los eventos, salvo el encuentro con empresarios en la embajada.