Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE dará libertad para pactos poselectorales “razonables”

La cúpula nacional del partido quiere evitar un enfrentamiento con Susana Díaz

Pedro Sánchez en el Congreso. Ampliar foto
Pedro Sánchez en el Congreso.

La dirección del PSOE dejará las manos libres a todas sus federaciones para que realicen los pactos poselectorales que consideren convenientes, siempre que sean “razonables”, según fuentes socialistas. Estas aseguran que no habrá interferencias en las decisiones que adopte la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, tras las elecciones del próximo 22 de marzo. La dirigente andaluza reclamó el pasado miércoles autonomía, ante la posibilidad de que la dirección del PSOE quisiera opinar sobre qué alianzas podrían establecerse en Andalucía si es que los resultados electorales empujaran a las mismas por falta de una mayoría clara. No habrá esas interferencias pero podría haberlas según la ley del PSOE.

Los Estatutos vigentes, y renovados hace nueve meses en el congreso en el que resultó elegido Pedro Sánchez, secretario general, depositan en el Comité Federal del PSOE la facultad de decidir sobre alianzas en todos los ámbitos: nacional, regional, provincial y local. Así figura en el Capítulo III que establece las competencias de ese máximo órgano de decisión de los socialistas, en su artículo 7. Este a su vez remite al artículo 35 de los Estatutos Federales, letra i: “Corresponde al Comité Federal determinar la política de alianzas del partido y dirimir las discrepancias entre las Federaciones y la Comisión Ejecutiva Federal en esta materia”.

La cúpula del PSOE ha tenido que intervenir directamente para echar atrás pactos inconvenientes. A veces en lugares pequeños y, otras, de más entidad, como ocurrió con un intento de los socialistas navarros en 2007 por establecer un pacto de Gobierno con Nafarroa Bai, tras muchos días de negociación y lograr que esa coalición aceptara el grueso del programa de los socialistas que representó en ese año el candidato Fernando Puras. Ni siquiera se llegó a votar porque las intervenciones en contra del acuerdo del comité federal dejaron claro que lo siguiente sería una desautorización a los entonces dirigentes del Partido Socialista de Navarra (PSN).

La dirección del PSOE da por supuesto que la hoy presidenta andaluza, Susana Díaz, manejará los resultados electorales de manera adecuada. En vísperas del primer acto de Pedro Sánchez con Díaz, este viernes en Almería, nadie quiere alimentar polémica alguna.

Las fuentes informantes descartan que el Comité Federal tenga que intervenir para torcer el brazo al Partido Socialista de Andalucía porque vaya a proponer alianzas extrañas. Lo normal es que la dirección socialista autorice a sus federaciones para a decidir lo más conveniente, como hizo el entonces líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, en las anteriores elecciones.

¿Es razonable pactar con Podemos? La dirección socialista no responde a esta pregunta

El resultado fue muy malo para el PSOE. Ganó el PP, pero el PSOE consideró que gobernaría con seguridad gracias a Izquierda Unida. Este partido, sin embargo, apoyó el Gobierno del PP. Solo había que tejer alianzas en Andalucía y Asturias, con José Antonio Griñán y Javier Fernández, a la cabeza de esos Gobiernos, respectivamente. “La política de pactos es competencia del Comité Federal, pero ya les adelanto que Javier Fernández y José Antonio Griñán van a tener las manos absolutamente libres. Contarán con todo el respaldo”, declaró en aquel momento Pérez Rubalcaba.

La diferencia de entonces con el momento actual es fundamentalmente la irrupción de Podemos y Ciudadanos. ¿Es razonable pactar con Podemos? La dirección socialista no responde a esta pregunta, sino que apela al veredicto de las urnas con la esperanza de que Susana Díaz quede por delante del partido de Pablo Iglesias en las próximas elecciones.

Más información