Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bárcenas confiesa que el PP hizo pagos en b en las europeas de 2004

El extesorero destapa un delito electoral ante el instructor del 'caso Palma Arena'

El dueño de la compañía Brues, Antonio Pinal, se acoge a su derecho a no declarar

Luis Bárcenas
Luis Bárcenas llega a la Audiencia Nacional en febrero de 2013.

Luis Bárcenas denunció este miércoles ante el juez José Castro que la campaña de las elecciones europeas de 2004 fue financiada en parte con dinero b no declarado a Hacienda ni al Tribunal de Cuentas. Castro instruye una pieza separada del caso Palma Arena donde investiga la supuesta financiación ilegal del PP balear. La confesión de Bárcenas, que declaró como testigo, supone atribuir un delito electoral al PP nacional. La investigación del caso Gürtel solo ha desembocado en una imputación de delito electoral en la Comunidad Valenciana, donde el juez considera acreditada la financiación de las campañas de 2007 y 2008 a través de la red de empresas de Francisco Correa.

El extesorero Bárcenas también detalló al juez Castro la existencia de pagos y donaciones ilegales de empresarios al PP de Baleares que presidía Jaume Matas. El magistrado investiga si esos pagos y donaciones de empresarios se hacían a cambio de la concesión de obras públicas durante el mandato de Matas en Baleares (2003-2007).

Bárcenas sostuvo que la nueva sede del PP de Palma fue sufragada por el constructor Antonio Pinal de Brues, entre otros empresarios. El extesorero aseguró que la cúpula nacional del PP pidió a distintos empresarios “que echaran una mano”, una versión parecida a la que ofreció por videoconferencia ante los diputados del Parlamento balear, que investiga el pago de comisiones ilegales por la construcción de un hospital.

El extesorero aseguró entonces que altos cargos orgánicos del PP asistieron a reuniones petitorias con grandes empresarios tanto para la sede del partido en Baleares como para la que tenían en el País Vasco. Bárcenas reiteró que esta colaboración de Pinal, y de otros hombres de negocios cuyo nombre no reveló, fue “por generosidad” y en ningún caso a cambio de adjudicaciones de obras o contratos públicos.

El extesorero explicó al juez Castro y al fiscal Pedro Horrach que hubo empresarios que solicitaron efectuar donaciones a las demarcaciones regionales de los partidos lo que le hizo suponer que en las organizaciones territoriales del PP existía, también, una caja b.

Bárcenas sostuvo que la nueva sede del PP de Palma fue sufragada por Pinal de Brues y otros empresarios

El constructor señalado como supuesto donante, Antonio Pinal, que logró más de 90 millones en adjudicaciones de las administraciones del PP en Baleares, entre 2003 y 2007, declaró este miércoles ante el juez como imputado. Se acogió a su derecho a no contestar a las preguntas y tan solo declaró que nunca había hecho donaciones a partidos políticos. El juez tenía sobre la mesa el listado de edificios, aparcamientos, sedes oficiales y un tramo de autovía que construyó en Baleares.

En la investigación abierta por el juez Castro, el empresario Pinal está aludido por otro testigo. El exconcejal de Urbanismo de Palma, Rodrigo de Santos, reo por corrupción, condenado a siete años de cárcel y ahora colaborador de la Fiscalía, afirmó que fue Pinal quien le confesó en una cena que pagó las dependencias del PP en Palma.

De Santos declaró que el PP de Matas pedía comisiones del 3% por las concesiones de obras superiores a medio millón de euros. Además, aseguró que por el hospital de Son Espases de Palma, una concesión de 635 millones, Matas pedía nueve millones de euros de comisión. Santos señaló a dos testigos, los ex altos cargos de Matas, María Umbert y Sergio Bertrán, para ratificar esta versión. Pero ambos lo negaron ante el juez.

Más información