_
_
_
_

Ignacio González lamenta que Rajoy ceda a una “campaña orquestada”

El líder del PP no llamó al presidente de Madrid Cospedal le comunicó que no iba a ser el candidato

Carlos E. Cué
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, durante un pleno en la Asamblea de Madrid
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, durante un pleno en la Asamblea de MadridEFE

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que aspiraba a ser candidato a las próximas elecciones, reaccionó ayer con una amarga queja después de que el PP hiciera pública la noticia que él conoció de forma reservada a media tarde. González cargó contra Mariano Rajoy, aun sin citarlo, porque en su opinión ha cedido a las presiones.

"Lamento que la campaña orquestada en estas últimas semanas haya condicionado la decisión sobre la candidatura", señaló el presidente regional cuando se difundió la noticia, según una portavoz oficial. González se quejó de que "este tipo de estrategias puedan conseguir este objetivo", esto es, culpó a Rajoy de ceder a presiones mediáticas o incluso a ese chantaje policial que él ha denunciado en los últimos días.

Más información
La policía investigó el ático de Ignacio González pese a no ver “ningún delito”
Ignacio González asegura que afronta una “campaña brutal de acoso”
'El dedo salomónico del presidente', por VICENTE G. OLAYA
'Las malas formas de Rajoy', por JAVIER AYUSO
Aguirre se ofrece a Rajoy como candidata del PP al Ayuntamiento

Rajoy ni siquiera llamó a González para comunicarle su decisión. Fue María Dolores de Cospedal, la secretaria general del PP, cercana al presidente madrileño, quien se puso en contacto con él a media tarde de ayer para anunciarle que no iba a ser el candidato, algo que en su entorno ya se temía en los últimos días.

Los fieles a González están especialmente dolidos porque creen que Rajoy podría haberle llamado hace tiempo y comunicarle la decisión sin necesidad de esperar a que se publicaran acusaciones sobre el ático que posee en Estepona o sobre el espionaje en el PP, que han hecho que la salida del presidente sea especialmente dura.

La relación de González y Rajoy ha sido tradicionalmente mala, sobre todo desde que en 2008 el entonces mano derecha de Aguirre criticó la línea política del líder del PP tras la segunda derrota electoral. Rajoy le sacó entonces del Comité Ejecutivo. Y un año después le vetó como candidato a presidir Caja Madrid, y puso en su lugar a Rodrigo Rato. Pero poco a poco esa relación mejoró y Rajoy dejó que Aguirre le colocara como presidente de Madrid en 2012, pese a que algunos de los suyos le pidieron que se moviera para impedirlo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

González anunció ayer que piensa seguir al frente de la Comunidad después de este agravio y reiteró su "compromiso de seguir trabajando en favor de los madrileños hasta la celebración de las próximas elecciones, con la misma dedicación y entrega con la que lo he hecho en estos años". Asimismo, agradeció a sus compañeros de partido, a los militantes, simpatizantes, alcaldes y concejales "el cariño y el apoyo recibido este tiempo".

Rajoy, que llegó a decir a un grupo de periodistas que no había tomado una decisión sobre Madrid media hora antes de que fuera oficial, decidió todo a última hora. Tanto que el Comité Electoral Nacional no escuchó la propuesta del PP de Madrid, que ni siquiera llegó a reunir al órgano competente encargado de elaborar las listas, al contrario de lo que sucedió en todas las demás regiones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_