Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía ocultó el robo del informe del ático de Ignacio González

El ‘dossier’ estaba en el despacho del comisario de Marbella

Interior elude explicar el ‘chantaje’ al presidente regional

El primer informe que se elaboró sobre la propiedad del ático en Estepona (Málaga) del hoy presidente de la Comunidad Madrid, Ignacio González (PP), fue robado del despacho de su autor, Agapito Hermes de Dios, entonces comisario de Marbella. Sin embargo, este tardó 23 días en denunciar que el dossier había sido robado de su buró y había llegado a El Mundo. La investigación de esta sustracción reveló que la indagación del ático se hizo fuera de los cauces habituales, sin conocimiento de la cadena de mando y por encargo expreso de la Dirección Adjunta Operativa de la policía.

La investigación interna de ese robo, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, pone de manifiesto que el informe (“notas sueltas”, lo calificó Hermes de Dios cuando fue interrogado por Asuntos Internos) fue guardado el 13 de febrero de 2012 en el despacho del comisario sin ninguna medida de seguridad, sin que estuviera judicializado y sin sellos oficiales. Allí se suponía que seguía guardado cuando el diario El Mundo, el 23 de marzo de 2012, reprodujo parte de su contenido: fotos del coche de alquiler de González y algunas declaraciones del jefe de mantenimiento y el presidente de la comunidad de la finca. Estos afirmaban que los recibos de la comunidad del famoso ático eran abonados por “un tal Rudy Valner, a través de transferencias”.

Cuando se publicó el informe, los superiores del comisario de Marbella reclamaron una explicación. Hermes de Dios declaró que fue entonces cuando abrió el cajón archivador y descubrió que el informe había desaparecido. Todas la llaves del recinto, menos la del comisario y su secretaria, eran de fácil acceso. Asuntos Internos investigó el robo: pero nadie vio nada y nadie (salvo Hermes y un colaborador) conocía en la comisaría la existencia del documento. Cuando se le preguntó a Hermes de Dios por qué había tardado tanto en denunciar los hechos, dada lo delicado del caso, el comisario respondió que no lo hizo por “tratarse de un hecho del que no puede tenerse conocimiento de la autoría” y que ya se lo comunicó a sus superiores, que “no le encomendaron interponer denuncia alguna por los hechos”.

El informe, dada la “confidencialidad” de las actuaciones, tenía que haber sido elaborado por la Brigada de la Policía Judicial, cuyo mando protestó por no haber sido informado. Uno de los agentes que llevó a cabo la investigación, Pedro G., admitió que entró en la urbanización de González “con una llave que le facilitó su jefe de Grupo y que abre todas las puertas del recinto de la Urbanización Alhambra de Golf”.

Ayer, el ministro del Interior,Jorge Fernández, emplazó al Gobierno socialista a explicar la reunión entre González y dos comisarios de policía, a los que el presidente ha acusado de supuesto chantaje. “Cuando se produjo la reunión fue el 29 de noviembre de 2011 (...) El PP no estaba al frente del Gobierno; tendrán que contestar quienes gobernaban”.

Más información