Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP intensifica sus ataques para detener el avance de Ciudadanos

Cospedal dice que el partido de Albert Rivera tiene "complejo" de sus raíces catalanas

Albert Rivera Ciudadanos Ampliar foto
Albert Rivera, durante una rueda de prensa. REUTERS

Maria Dolores de Cospedal, la secretaria general del PP, argumentó ayer que si Ciudadanos no se presenta en todas las comunidades como Ciutadans, la marca con la que nació en Cataluña en 2006, es porque tiene “complejo”. “No quieren ser lo que son”, dijo la presidenta de Castilla-La Mancha en Antena 3. “Nunca he atacado a Ciudadanos. Sí he hablado de los populismos. Si se sienten identificados, pues sí les he atacado. Me preocupa que el auge de los populismos lo tire todo por la borda. Me da igual de dónde venga el populismo, de un lado o del otro, de una región o de otra”.

La formación de Albert Rivera se ha disparado en las encuestas, donde despunta como la cuarta fuerza política en las comunidades de Madrid y Andalucía, por ejemplo. Al mismo ritmo de esos datos positivos han crecido también las críticas de otros partidos, sustentadas en tres pilares: los cálculos sobre el coste de su programa económico, diseñado por Luis Garicano y Manuel Conthe; su falta de experiencia de gobierno; y la posibilidad de que su rápida expansión nacional, basada en fagocitar a afiliados de organizaciones ya existentes, pueda abrir las puertas del partido “a gente que no es fiable”.

Me preocupa que el auge de los populismos lo tire todo por la borda. Me da igual de dónde venga el populismo, de un lado o del otro, de una región o de otra

María Dolores del Cospedal

Rosa Díez, líder de UPyD, comparó al partido de Rivera, con el que ha intentado pactar listas conjuntas en reiteradas ocasiones (sin lograrlo), con “las burbujas del cava”. “Nosotros apostamos por la transparencia, no por el postureo”, explicó la portavoz. “La falta de transparencia conduce a la corrupción y queríamos saber sus pactos con partidos locales y regionales”, siguió. “Transparencia Internacional valoró a Ciudadanos con un tres, medio punto menos que el PP”, cerró. “Es un elemento nuevo que tiene dificultades”, abundó en la misma tesis Luis de Grandes, eurodiputado del PP, sobre el alto ritmo con el que Ciudadanos está aumentando su presencia en ciudades y autonomías. “Mucha gente que se apunta no es fiable”.

Según los sociólogos, Ciudadanos atrae a votantes desencantados con las consecuencias del bipartidismo. Albert Rivera, el líder del partido, resume la sensación que impulsa a sus electores cuando habla del “pacto de la decadencia” entre PP y PSOE. El auge de la formación naranja amenaza más al partido de Génova que al de Ferraz porque los ciudadanos, según el barómetro del CIS publicado en enero, perciben mayoritariamente que el ideario de la formación de Rivera es de centro derecha.

Por eso, Carlos Floriano, número tres del PP, fue el primero en referirse insistentemente a la formación naranja como “Ciutadans”, para subrayar sus raíces catalanas y darle un cariz regionalista. Pablo Casado, portavoz del comité de campaña para las elecciones municipales y autonómicas, apuntó a la falta de experiencia de los candidatos de Ciudadanos: “[Al subir al avión] lo primero que se preguntan los pasajeros es cuántas horas de vuelo tiene un piloto y sus horas de gobierno son cero, las mismas que Podemos”. Ayer, Cospedal cargó contra Luis Garicano, coautor del programa económico de Ciudadanos, que, según su partido, tendría un coste de 25.000 millones de euros. Con ello, la secretaria general del PP siguió el camino que había abierto la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, criticando al propio Luis Garicano. “Cada vez que Cospedal y Floriano nos atacan, subimos en las encuestas”, respondió Rivera el martes en el Foro ABC.

Que las críticas sean más frecuentes en el caso del PP que en el del PSOE también se explica por las encuestas. Si la formación de Rajoy contaba con que Podemos erosionara las posibilidades de los socialistas, nadie había previsto que surgiera una alternativa en el centro derecha que pudiera limar las suyas y soñar con romper el techo del 10% de los votos en las elecciones generales.

Hernando compara a Rivera con "Naranjito", la mascota del Mundial 82

J. J. M.

El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, se refirió este jueves en el Fórum Europa al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, como "el naranjito". La mención, que juguetea con el color que representa a este partido y con el de la mascota del Mundial de España 1982, es un nuevo capítulo en las referencias con las que el PP intenta diluir la tendencia alcista de la formación naranja en las encuestas.

"He visto alternativas a lo largo de este tiempo que se han presentado y han estado más o menos de moda", afirmó Hernando para apuntar que "ahora hay uno nuevo de moda, el naranjito". "[Antes estaban] la señora (Rosa) Díez, la formación magenta; luego el de la coleta, el señor (Pablo) Iglesias, que son los morados". "Después de ver lo que se han llevado de Venezuela, no es que sean morados, es que se han puesto morados", apuntó.

Más información