Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

González dice que sufre un “brutal acoso” para evitar que sea candidato

Cospedal defiende que el 'caso del ático' no tiene por qué influir en su posible candidatura

Ignacio Gonzalez y Dolores de Cospedal Ampliar foto
Dolores de Cospedal e Ignacio González, en 2014.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, se ha declarado "totalmente indignado" por las informaciones difundidas en torno al ático que tiene en la localidad malagueña de Estepona y la supuesta ayuda que habría pedido a policías para ocultar el caso. "Estoy totalmente indignado, absolutamente indignado, por esta campaña brutal de acoso y derribo que se lleva haciendo contra mí para evitar que sea designado candidato", ha afirmado este miércoles el dirigente y secretario general del PP de Madrid en una entrevista en Onda Cero.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha salido al paso subrayando que el caso del ático de Ignacio González y las denuncias cruzadas entre el comisario Villarejo y el presidente madrileño "no tienen por qué influir ni para bien ni para mal" en su eventual candidatura a las elecciones autonómicas, al tiempo que ha subrayado que el presidente de la Comunidad de Madrid "ha gestionado muy bien" la región. 

Cospedal ha admitido en cualquier caso que "no está decidido" si González será el candidato del partido en los comicios del 24 de mayo. En una entrevista en Antena 3, ha rechazado que las informaciones aparecidas sobre este asunto en los últimos días se deban a "fuego amigo", es decir, que sean filtradas o promovidas por miembros del PP para que González no sea candidato —como sostiene su entorno—, y ha señalado que lo que ha visto publicado lleva viéndolo "años" y "siempre es lo mismo".

"He recibido montones de apoyos de mis compañeros del Partido Popular", ha asegurado González, quien ha lamentado que "a nadie le interesa la verdad ni los documentos" que dice tener en su poder.

El comisario de Policía Nacional José Manuel Villarejo denunció este martes a González ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por las manifestaciones que había hecho el lunes sobre el ático, en las que acusó al mando policial de extorsión. El dirigente popular había asegurado que había sufrido un intento de "extorsión" policial para que retirara las denuncias por la investigación sobre el inmueble.

"Creo que ya raya en lo absolutamente obsceno. Me parece impresentable", ha insistido González este miércoles para después cargar contra los policías. "Desgraciadamente, en este caso ya se han sumado lo peor de las actividades que algunos policías que están identificados por muchos de sus compañeros y que tienen prácticas absolutamente impresentables", ha añadido. "Hay miles de policías extraordinarios, pero desgraciadamente hay algunos que se prestan a hacer algún tipo de trabajo realmente sucio".

González ha añadido que "este personaje", sin mencionarlo, difama y atenta el honor de las personas. "Es una persona que todo el mundo sabe, no sé por qué, que siendo un policía activo mantiene estructuras empresariales, al parecer tiene todo tipo de negocios y ofrece todo tipo de servicios. Está presente en todas las historias más truculentas. Este señor hace poco acusó al comisario general de Asuntos Internos de que estaban utilizando la policía para tapar las cuestiones del señor Bárcenas que pueden afectar al señor Rajoy".

El presidente de la Comunidad de Madrid dice que un comisario lo llamó para tomar un café para comentarle cosas que le afectan. "Me sorprende el tema y acepto tomar un café a un sitio público y concurrido... Y además, como a mí no me sonaba bien, le pedí a cuatro colaboradores míos que también fueran a esa cafetería y se sentaran en las mesas de alrededor. Para mí sorpresa allí lo que se me dice, por parte de ese señor, es que me ha hecho una investigación sobre el ático y que para que esto no vaya a más, si yo le facilito los recibos del alquiler, a ver si así se puede evitar que eso vaya más allá o que salga a la luz", ha añadido González. "Eso me sonó tremendamente mal".

Más información