Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Afectados por la hepatitis C dicen que el Gobierno sigue “vendiendo humo”

La Plataforma entrega 200.000 firmas en el Congreso para pedir una partida presupuestaria

Afectados por la hepatitis C, apoyados por políticos, han entregado 200.000 firmas en el Congreso.
Afectados por la hepatitis C, apoyados por políticos, han entregado 200.000 firmas en el Congreso. EFE

La satisfacción de los afectados de hepatitis C con el plan nacional del Gobierno para luchar contra la enfermedad ha durado exactamente una semana. Si el viernes pasado salieron del Ministerio de Sanidad contentos con los criterios fijados para administrar los fármacos, hoy han demostrado que la alegría inicial ha desaparecido. "Nos han vendido humo", ha asegurado Mario Cortés, el presidente de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC), esta mañana a las puertas del Congreso. Su asociación ha registrado 201.019 firmas para pedir que el Ejecutivo dote al plan de una partida presupuestaria específica.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, presentó ayer oficialmente el plan nacional y confirmó lo que su departamento venía adelantando: que no está previsto crear una partida económica para sufragar los 727 millones de euros que Sanidad calcula que harán falta en los próximos tres años para tratar a todos los afectados que lo necesitan según criterio científico. Serán las comunidades autónomas las que sufraguen los tratamientos. "Han dado 30.000 millones de euros para rescatar unas autovías y a nosotros nos siguen negando una partida económica para rescatar nuestras vidas", ha dicho Cortés.

Representantes del PSOE, IU, UPyD, Podemos y Convocatoria por Madrid han acudido a apoyar a los afectados en la presentación de las firmas. Rafael Simancas, presidente de la gestora del Partido Socialista de Madrid (PSM), ha asegurado que "esto ya no es una cuestión política, ya no es un problema administrativo, estamos hablando de dignidad, de pura humanidad", y ha pedido al presidente, Mariano Rajoy, a Alonso y al presidente de la Comunidad de Madrid "que suministren los tratamientos y medicamentos necesarios para estas personas para salvarles la vida”.

Paloma López, eurodiputada de IU, ha pedido que se concedan licencias obligatorias de los nuevos fármacos, lo que los haría "prácticamente gratuitos". Ramón Marcos, de UPyD, ha insistido en la necesidad de destinar una partida presupuestaria específica y en negociar con las farmacéuticas para rebajar el precio de los fármacos. Tania Sánchez, excandidata de Izquierda Unida a la Comunidad de Madrid, ha asegurado: "Ya son demasiados meses toreando a gente que está enferma". Rafael Mayoral, responsable de Relaciones con la Sociedad civil de Podemos, ha acusado a Gobierno de poner en riesgo la vida de las personas mientras se utilizan recursos para salvar a los bancos.