Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se reivindica como izquierda en la presentación de Gabilondo

Pedro Sánchez: "Somos socialistas y muy orgullosos de decirlo”

Gabilondo, Sánchez y Carmona en el acto político de este miércoles.

En menos de tres semanas el PSM-PSOE ha cerrado su crisis. Al menos, esta es la apariencia que este miércoles ofreció la militancia socialista al abarrotar el polideportivo de la Fundación ONCE que se quedó muy pequeño para albergar al menos a los más de 2.000 militantes que quisieron escuchar a Ángel Gabilondo. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presentó y acompañó al catedrático de Filosofía como candidato a la Comunidad de Madrid, junto al aspirante a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona. Los ecos del Debate del Estado de la Nación celebrado el día anterior hizo mella para bien en la militancia socialista que recibió a Pedro Sánchez al grito de “presidente, presidente”. Pasados unos segundos el aludido agradeció ese nombramiento, pero lo cortó: “Os lo agradezco mucho pero por medio tiene que haber primarias”.

El grito de presidente también se lo dieron a Ángel Gabilondo que sin primarias ha sido nombrado candidato por la Comisión Federal de Listas una vez que en 129 asambleas los militantes le dieron su apoyo. El acto de este miércoles fue precisamente para agradecer a los afiliados que admitieran a una persona que no tiene carné de su partido pero se identifica con su ideario y sus propuestas. Era una obligación de Gabilondo regalar el oído a los afiliados aunque dejó claro que para conseguir una mayoría de gobierno hay que contar “con personas del partido, de otras fuerzas políticas y de otros muchos que no están en ninguna parte”. De esta manera, el independiente Ángel Gabilondo pide el voto y el apoyo a los posibles votantes de otras candidaturas pero también alude a una unidad de los partidos de la izquierda.

Al tiempo que el líder del PSOE, Ángel Gabilondo y Antonio Miguel Carmona, hacían un mitin en toda regla, -aunque el estilo del profesor aún se aleja mucho de los cánones clásicos del mitin- en la otra punta de Madrid Podemos celebraba su propio debate del estado de la nación. “Nosotros somos la izquierda, somos socialistas y muy orgullosos de decirlo”, señaló Sánchez para proclamar que el PSOE está muy orgulloso de su pasado pero ahora “tiene ambición de futuro”. Los rescoldos que aun quedaban vivos del debate que tuvo el día anterior con Rajoy los atizó Sánchez para dar por supuesto que Rajoy perdió ese debate por una razón: “Hace mucho tiempo que perdió la confianza de los ciudadanos”. No se apeó nada de las críticas más profundas que había vertido contra Rajoy, tanto en el terreno de la economía como de la corrupción. “Rajoy tapa y protege la corrupción; yo le dije que soy un político limpio y no respondió”, rememoró.

El líder socialista ha podido ya recoger las reacciones de buena parte de su partido sobre su actuación. Él y su entorno no tienen la menor duda de que salió bien parado de este examen. Después de semanas difíciles, Pedro Sánchez ha vivido en las últimas horas algunas recompensas. La arriesgada operación de Madrid, al dar un golpe de mano contra el anterior secretario general, Tomás Gómez, y suspender la actividad de esa federación, tenía riesgos. Ahora ha apreciado que la apuesta por Ángel Gabilondo ha sido, en principio, un éxito. Los militantes socialistas escucharon anoche con deleite la disertación del catedrático de Metafísica que hizo uso de la ironía para encandilar a la audiencia. “No tengo miedo a perder pero tenemos la obligación de ganar”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información