Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La DGT sanciona a 5.400 furgonetas al crecer la mortalidad en sus accidentes

Tráfico detecta en una semana más de 1.000 vehículos de este tipo sin la ITV y sin seguro

Un guardia civil recoge objetos de la furgoneta volcada.

Las furgonetas se han convertido en 2015 en una de las principales obsesiones de la DGT. Tráfico ha sancionado en apenas una semana —del 9 al 15 de febrero— a más de 5.400 vehículos de este tipo, después de que Interior anunciase a principios de enero la puesta en marcha de una campaña de control centrada en dichos automóviles. Una iniciativa que nació tras el último balance anual de fallecidos en las carreteras. Este, pese a salvar la tendencia a la baja que se prolonga desde hace una década, arrojó una cifra especialmente preocupante: el número de personas que perdió la vida en accidentes de furgonetas se duplicó en apenas un año. Se pasó de los 47 fallecidos de 2013 a los 92 de 2014. Esta evolución implica un aumento del 95,7%.

La principal irregularidad que cometen los conductores de este tipo de vehículos es, según los datos publicados este miércoles por la DGT, el exceso de velocidad. Los agentes han multado a 1.830 personas por ese motivo durante la semana que ha durado la campaña. A su vez, también han abierto 1.004 expedientes por no tener pasada la ITV y no contar con el seguro obligatorio; 456 por no contar con la documentación reglamentaria; 416 por no usar el cinturón; 376 por llevar un exceso de carga; y 98 por dar positivo en un alcohol o drogas.

“Además de por el incremento de fallecidos, se ha intensificado la vigilancia de estos vehículos porque tienen un mayor índice de letalidad”, apunta Tráfico, que baraja la antigüedad del parque de furgonetas como una de los principales motivos del auge de los accidentes. En base a sus datos, el 41% de estas lleva en las carreteras más de 15 años. “Esto supone un factor de riesgo, al carecer de sistemas de seguridad implantados recientemente”, apostilla el departamento encabezado por María Seguí, que comparece este miércoles en el Congreso para detallar el balance de 2014 y explicar el auge de muertos en las carreteras a inicios de 2015 —el primer mes del año dejó un 44% más de fallecidos que enero del ejercicio anterior—.

Aunque, para los transportistas de mercancías, la “liberalización” y “desprofesionalización” del sector también ha jugado un papel muy importante en el aumento de la siniestralidad de las furgonetas. El actual Ministerio de Fomento impulsó hace casi dos años una modificación de la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT), que entró en vigor en 2013 pese a las intensas críticas de la oposición y del sector. Estos denunciaron que el cambio legislativo suponía que cualquier persona, sin carné de transportista, pudiese cobrar por utilizar una furgoneta de menos de 3,5 toneladas para llevar una carga. Según su opinión, favorecería el “intrusismo” y redundaría aún más en la seguridad vial. Vaticinaron un aumento del número de personas que conduce más horas de las permitidas, que circula por encima de los límites de velocidad o que carga en exceso los vehículos.

La DGT ha fijado también la mirada en los camiones

De hecho, la campaña de control del transporte de mercancías no se ha centrado solo en las furgonetas. Paralelamente, la DGT ha fijado la mirada en los camiones, que también experimentaron un aumento de los accidentes en 2014: se contabilizaron 52 muertos, frente a los 29 de 2013. Los agentes de Tráfico han expedido en una semana 5.987 sanciones a estos vehículos: 2.624 por irregularidades relacionadas con el tacógrafo y los tiempos de conducción; 450 por deficiencias técnicas en el automóvil; 410 por exceso de carga (188 llegaron a quedar inmovilizados); 160 por no usar el cinturón de seguridad; y 31 por dar positivo en alcohol y drogas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >