Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tania Sánchez buscará unidad electoral con Podemos tras dejar IU

La excandidata carga contra la cúpula de la federación: “Es un modelo nefasto”

Tania Sánchez, en la presentación de su nuevo proyecto político

Tania Sánchez, hasta el miércoles candidata de Izquierda Unida a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, confirmó este jueves que abandona esa formación y buscará pactar con Podemos —desde una candidatura propia— en las elecciones autonómicas del 24 de mayo. No obstante, Sánchez aseguró que el paso siguiente a su ruptura con IU no será integrarse en el partido de Pablo Iglesias. “La respuesta es no, punto. No vamos a entrar en Podemos, punto”, zanjó. Sí explicó que su nuevo proyecto político pasa por impulsar una candidatura de “unidad popular” y buscar la convergencia con el partido de Iglesias, que le tendió la mano.

Eso es lo único que Tania Sánchez apuntó con claridad en una comparecencia de más de una hora en la que no ofreció concreción sobre el formato de esa lista, su programa o sus líneas rojas. Intentó dejar claros, en cambio, los motivos que le han llevado a dejar la federación de izquierdas tras un duro pulso de meses con la cúpula regional y, en menor medida, con la dirección federal, encabezada por Cayo Lara, a la que hoy responsabilizó en buena parte de su marcha por no haberse puesto claramente de su parte. “Es una decisión muy dura pero [era] la forma de evitar que fuéramos expulsados de la que ha sido nuestra casa por un aparato que es la infantería de un modelo nefasto en la Comunidad de Madrid”, enfatizó, aludiendo también al escándalo de las tarjetas opacas de Bankia. Este caso fue utilizado por el sector de Sánchez para exigir “responsabilidades políticas” a la vieja guardia de IU Madrid.

Sánchez, que renuncia a su acta de diputada regional, negó que su decisión guarde relación con el proceso judicial que le afecta (el PP la ha denunciado por prevaricación, y su dimisión como diputada podría retrasar una hipotética imputación porque el caso cambia de tribunal): “Si tuviera alguna preocupación por la causa judicial me quedaría aforada”, alegó. “Las decisiones que he tomado no están vinculadas a los plazos, ni los conozco”.

Tania Sánchez, acompañada de otros exmiembros de IU, durante la rueda de prensa de este jueves. ampliar foto
Tania Sánchez, acompañada de otros exmiembros de IU, durante la rueda de prensa de este jueves. EFE

La exdirigente del llamado sector crítico de IU no habló de siglas y evitó poner nombre a su nuevo proyecto político. que presentó junto a la parlamentaria autonómica María Espinosa, que como ella abandonará su escaño, y a Hugo Martínez Abarca, hasta ayer coordinador de IU en el distrito de Chamberí. La única pista que dio Sánchez fue una alusión al modelo de Ganemos. Esta plataforma municipalista vinculada a los movimientos sociales ya existe en la capital, donde la semana pasada cerró un acuerdo con Podemos para acudir a las elecciones. Ese es el proyecto en el que pretende integrarse, por ejemplo, Mauricio Valiente, afín a Sánchez y ganador de las primarias de IU al Ayuntamiento.

Aplauso a Garzón, frialdad con Lara

El equipo de Tania Sánchez reivindicó este jueves la figura de Alberto Garzón, candidato de IU a la presidencia del Gobierno y próximo a la exdiputada madrileña. Lo dijo abiertamente Hugo Martínez Abarca, excoordinador de la formación en el distrito de Chamberí y ahora en el equipo de Sánchez. “Garzón”, señaló, “hizo unas declaraciones que le colocan a la altura del grandísimo dirigente que es”. El joven diputado malagueño había afirmado, horas después de conocerse la marcha de Sánchez, que esa decisión era fruto de la “mala gestión” de la crisis por parte de la dirección de IU Madrid.

Garzón defendió en la reunión de la presidencia federal de IU del pasado viernes una resolución que, de haber sido aprobada, habría evitado la salida de Tania Sánchez, según defendió este jueves el equipo de esta. Ese texto defendía la expulsión inmediata de Ángel Pérez y Gregorio Gordo, portavoces en el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid, y la intervención de la federación madrileña.

Pérez le devolvió el golpe. El veterano dirigente cargó contra Garzón y le invitó a conocer el grupo municipal madrileño para que “deje de hablar sin saber lo que sucede”.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, cuya responsabilidad en la resolución final de esta crisis fue señalada por el equipo de Tania Sánchez durante su comparecencia, aseguró no sentirse “traicionado” por la decisión, pero admitió que “cualquier crisis por pequeña que sea provoca deterioro”, informa Efe. El líder de IU aseguró que la ya excandidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid tenía “el respaldo pleno” de la dirección federal y de la cúpula regional.

“La Comunidad de Madrid no tiene un referente parecido y urge que lo tenga”, señaló la excandidata, dejando la pelota de la convergencia en el tejado de Podemos. Utilizó una metáfora ambigua para hablar del futuro: “El primer día que se inicia un camino es muy difícil decir cuándo se gasta la suela de los zapatos”.

¿Qué hará Podemos? El propio Pablo Iglesias —que es pareja sentimental de Tania Sánchez— tendió la mano a la nueva candidatura de la exdirigente de IU al ser preguntado al respecto. “Me encantaría que todas las personas que están por el cambio político asumieran que nosotros tenemos mecanismos suficientes para incluirles a todos”, dijo en Zaragoza. No obstante, si Sánchez y su equipo —que ya ha recibido la oferta de colaboración de Los Verdes— no cambia de criterio, la opción de integrarse en Podemos queda de momento descartada.

Los estatutos de Podemos, en todo caso, dejan una puerta abierta a una hipotética alianza preelectoral con la candidatura que integre Sánchez, a pesar de que el partido de Iglesias ha dicho que concurrirá con marca propia en las autonómicas. Ese documento político elaborado por el equipo de Iglesias e Íñigo Errejón establece que, “de acuerdo con las realidades particulares de cada autonomía”, se podrían habilitar mecanismos para permitir la integración de Podemos en “agrupaciones más amplias, que en ningún caso sean sumas de partidos políticos sino candidaturas ciudadanas y de unidad popular”. Para habilitar ese mecanismo debería pedirlo al menos el 10% de los inscritos en Podemos en Madrid. Esta decisión permitiría a Sánchez participar en un proceso de primarias conjuntas con Podemos y ser, si las ganara, la aspirante a la Presidencia de la comunidad de esa candidatura. La exdiputada se marcó dos objetivos: organizarse como estructura y dialogar para lograr la convergencia.

Una pugna por el poder y el modelo de convergencia

  • La Ejecutiva de IU en Madrid apostó el 12 de septiembre, con el respaldo de las dos corrientes enfrentadas que la forman, por “contribuir activamente a todos los procesos de convergencia social, política y electoral”. Pero la vieja guardia, que controla los órganos de poder, considera que converger es ir a las elecciones municipales y autonómicas de mayo en coalición con otras fuerzas de izquierda, mientras que el sector crítico apuesta por fundirse en una única plataforma electoral, al hilo de la alianza de Ganemos y Podemos, sin las siglas de IU.
  • El 17 de octubre se aprobó un reglamento de primarias para elegir a los candidatos, que dio derecho de voto a los afiliados y a los simpatizantes (“mayores de 16 años sin afiliación a otro partido que concurra contra IU en las elecciones”).
  • El 26 de noviembre, a cuatro días de la votación, la Ejecutiva regional decidió separar las urnas de afiliados y de simpatizantes, ante la denuncia de la vieja guardia de que Podemos se había “infiltrado” entre los segundos para dar la victoria al sector crítico.
  • El 30 de noviembre, Tania Sánchez, líder del sector crítico, ganó las primarias al Gobierno regional con 5.101 votos (1.730 de afiliados y 3.371 de simpatizantes), ante los 3.226 de José Antonio Moreno (1.254 de afiliados y 1.972 de simpatizantes), afín a la vieja guardia. Para el Ayuntamiento de Madrid, Mauricio Valiente, compañero de candidatura de Sánchez, sacó 1.875 votos (601 de afiliados y 1.274 de simpatizantes), frente a los 1.054 de Raquel López (357 de afiliados y 697 de simpatizantes).
  • El 1 de diciembre dimitió el líder regional, Eddy Sánchez, pero la vieja guardia siguió al mando. Desde entonces y hasta la salida de Tania Sánchez, conocida el miércoles, el choque por el modelo de convergencia se fue agravando. El 30 de enero, la dirección federal de Cayo Lara evitó intervenir de forma drástica en el conflicto, como esperaba el sector crítico.
  • Dos factores de fondo: Sánchez ha sido denunciada por prevaricación por el PP al no abstenerse cuando era edil en Rivas y ese Ayuntamiento otorgó un contrato a su hermano. Y, por otra parte, la dirección federal y el sector crítico exigen la marcha de los dos puntales de la vieja guardia, Ángel Pérez y Gregorio Gordo, por el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información