El PSOE reivindica la socialdemocracia frente a Podemos y el PP

Los socialistas reclaman en Valencia su espacio político y exhiben sus logros sociales

Pedro Sánchez con Javier Fernández, Ximo Puig y otros dirigentes en la conferencia autonómica del PSOE en Valencia.
Pedro Sánchez con Javier Fernández, Ximo Puig y otros dirigentes en la conferencia autonómica del PSOE en Valencia.jose jordán

El PSOE ha reivindicado este sábado la socialdemocracia como su ecosistema electoral, político e ideológico frente a partidos como Podemos, que le disputan ese espacio. Los candidatos autonómicos socialistas han hecho en la convención que los ha reunido en Valencia un ejercicio de autoafirmación del papel del PSOE en la historia de España, han exhibido sus logros sociales y han acordado líneas maestras de corte socialdemócrata que aplicarán si ganan las elecciones. El mensaje es no arrugarse, no bajar la cabeza, no olvidar que el adversario es el PP y “mostrarse orgullosos de ser socialistas”, como defendió el presidente de Asturias, Javier Fernández, protagonista en el primer día de esta conferencia autonómica, ante la ausencia de Susana Díaz, convaleciente de una gripe.

La ausencia de Díaz impide la foto de unidad

La fotografía de la unidad del PSOE habría sido el abrazo de Pedro Sánchez y la presidenta andaluza, Susana Díaz. Pero esta faltó aquejada de gripe. Hubo dos ausencias más: María Chivite, candidata navarra, en la recta final de su embarazo, y la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendía, por razones familiares. ¿Hay unidad en el PSOE? “Sí, pero unidad crítica”, respondió el candidato de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Otros, como el valenciano Ximo Puig, el madrileño Tomás Gómez (“unidad es unidad”) y el extremeño Guillermo Fernández-Vara prefirieron no hacer ninguna apostilla. Al menos hasta mayo.

Pedro Sánchez, secretario general socialista, que este domingo clausurará la convención que ha reunido en Valencia a 1.700 socialistas, dio un paso atrás para que el foco alumbrase a los candidatos autonómicos. El presidente asturiano, protagonista del día ante la ausencia de Díaz, constató la sensación de los socialistas de que son atacados por la izquierda y la derecha. “Nuestro adversario es el PP, pero somos el adversario de todos los partidos”, dijo. Unos, como la derecha, “quieren ganar las elecciones con el instrumento del miedo para luego decir que ellos dan seguridad”. Del otro lado estaría Podemos, que “pasa del radicalismo a la moderación” y tiene la estrategia de sacar “mucha coleta en televisión para fragmentar el centro izquierda”.

El gobernante asturiano dio las que considera que son las claves para defenderse de la ofensiva del resto de los partidos y recuperar el apego ciudadano. El PSOE, opinó el dirigente, tiene que mostrar que está dispuesto a restituir los derechos fulminados en los años de crisis y que se priorizan las políticas de bienestar y de regeneración democrática. “Nos tachan de demasiado conservadores o de radicales: nosotros somos la izquierda moderada, socialistas, socialdemócratas”, reclamó el presidente del Principado.

Más información
Rajoy: “Podemos no logrará el poder pintando una España negra”
Rajoy: “Podemos no logrará el poder pintando una España negra”
Marcha sobre Madrid
Podemos mide sus fuerzas con una marcha en el centro de Madrid

El lema del encuentro, Otra forma de hacer, remite a la gestión pasada, pero también a lo que se hace en Asturias y Andalucía, frente “a quienes nunca han hecho nada y nada tienen que ofrecer”, dijo el candidato madrileño, Tomás Gómez. Antes de que la presidenta del PSOE de Andalucía y de España, Micaela Navarro, abriera la conferencia, se proyectó un vídeo de reivindicación del partido “por lo que hizo, por lo que hace y por lo que hará”. Eso es lo que abandera el PSOE frente a los “vendedores de crecepelos y charlatanes” de los que habló el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. “Nosotros no podemos, ya hemos podido”, subrayó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mucho se habló de derechos sociales, derechos políticos, industrialización, transición económica, regeneración democrática y, sobre todo, “pasión” por la gente, por servir a los ciudadanos. Y poco sobre la unidad territorial de España. Iceta, con cierta ironía, recordó que “del federalismo” ya se habló y se acordó en las conferencias de Granada y Zaragoza. “En la nación de los socialistas nadie tiene que elegir entre ser un buen ciudadano o ser vasco, catalán, gallego o andaluz”, sentenció el presidente asturiano.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS