Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin quiere saldar la hipoteca con la venta del palacete

De los 6,9 millones recibidos solo quedarían 1,6 para abonar la fianza de 15

La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, han cerrado la venta del palacete de Pedralbes en 6.950.000 euros, una cantidad semejante al valor de compra en 2004, pero calculan que al final solo podrán disponer de 1,6 millones para depositar en el juzgado, una parte mínima de su fianza civil de más de 15 millones. Sin embargo, con la venta quieren eliminar parte de sus deudas y liquidar los 4,9 millones de hipoteca. Los impuestos que saldarían serían 253.000 euros que adeuda a Hacienda Urdangarin por el IRPF de 2009 y el pago de la plusvalía municipal por la finca de 149.723 euros.

Pero es el juez José Castro el que debe levantar el embargo y autorizar toda la operación. El instructor ya anunció que, si se vendía el palacete, tendría el control del destino del dinero para garantizar que se cubran las elevadas fianzas que marcó a ambos imputados.

El comprador final del palacete no queda identificado en la documentación librada al juez porque actúa en el trámite un abogado barcelonés y se cita a un intermediario inmobiliario. Según el documento privado y la escritura notarial previa del contrato de compraventa en arras, los duques han cobrado 300.000 euros, a modo de paga y señal, en un talón bancario que han depositado en una notaría. El buen fin de la operación está pendiente de que la finca esté libre de cargas, embargos, impuestos e hipotecas.

Los duques quieren que el juez Castro asuma este diseño financiero y que proceda a levantar el embargo que dictó sobre la mitad del palacete correspondiente al copropietario Urdangarin. El comprador tomará el control del bien si está liberado de la hipoteca.

Más información