Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 100 trenes afectados por el desalojo de Atocha

Seis trenes regionales, dos de larga distancia y unos 100 de cercanías sufrieron retrasos

Viajeros abandonan el tren de cercanías desalojado por la policía.
Viajeros abandonan el tren de cercanías desalojado por la policía.

Un hombre, identificado como Jamal H., de 22 años, ha causado alarma en la estación de Atocha de Madridal amenazar con suicidarse dentro del vagón de un tren con explosivos. Los pasajeros, asustados, han tirado de la palanca de emergencias del vagón y han logrado detener el tren y salir a la carrera, mientras llegaban los servicios de emergencia y la Policía, que ha activado la circular 50 de protocolo antiterrorista durante apróximadamente una hora. Seis trenes regionales, dos de larga distancia y aproximadamente 100 de cercanías se vieron afectados por el corte del tráfico ferroviario.

La mitad de los trenes afectados eran servicios Avant a Toledo y Puertollano

El sospechoso, que está en tratamiento psiquiátrico por trastornos de conducta desde 2013, podría ser penado con hasta un año de prisión si se comprueba que realmente amenazó a los pasajeros, pues al final la policía no encontró explosivos en la mochila del chico y algunos testigos han asegurado que el chico no concretó una amenaza. Una pasajera de uno de los trenes que han sido desalojados ha explicado que se ha vivido una situación "muy angustiosa" al creer que podía tratarse de un atentado y venirles el recuerdo de lo sucedido el 11M.

Después del caos, sin embargo, en la oficina de atención al cliente, se apiñaban decenas de personas buscando información de sus trenes perdidos, porque durante los 50 minutos que estuvo cerrada la estación, no han podido salir 20 trenes programados, la mitad de ellos servicios Avant a Toledo y Puertollano. También se han visto afectados algunos servicios del Ave con destino a ciudades como Sevilla o Barcelona.

Muchos pasajeros se sentaban rodeados de equipaje por los pasillos, esperando a que alguien les diera una respuesta concreta. Por fin, pasadas las 12.00 de la mañana, empezaba a aparecer la información en las pantallas. Algunos tenían hasta 40 minutos de retraso, aunque otros, como el AVE que venía de Barcelona, solo perdieron unos minutos esperando en las vías.

Más información