Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos solo acepta negociar con UPyD si el pacto es para toda España

El partido de Díez quiere alcanzar acuerdos para las elecciones catalanas

Rosa Diez y Albert Ribera el pasado noviembre.
Rosa Diez y Albert Ribera el pasado noviembre.

El pasado 20 de noviembre se rompieron las negociaciones entre UPyD y Ciudadanos (Cs), abiertas para explorar un acuerdo de fusión o cooperación, en general. Ahora UPyD de Cataluña extiende la mano a Cs para calibrar si pueden ir juntos en las municipales de mayo y la oferta se extiende a las autonómicas, máxime si estas se adelantan para el primer trimestre del nuevo año. “La situación en Cataluña es límite y por eso proponemos el acuerdo”, dijo a EL PAÍS Miguel del Amo, coordinador de UPyD en Cataluña y miembro del Consejo Político Nacional.

“Cataluña es España por lo que estamos dispuestos a reanudar las negociaciones pero siempre que el objeto sea toda España”, afirma José María Espejo, vicesecretario de Organización y Relaciones con Partidos Políticos de Ciudadanos. El partido naranja sigue su camino de configurar en España “la tercera vía” para lo que su extensión por todas las provincias españolas es un objetivo básico. Desde que se rompieron las negociaciones con UPyD hace cerca de dos meses, las deserciones del partido magenta hacia el naranja son constantes, especialmente significativas en Murcia, Valencia y Andalucía. Los afectados restan importancia cuantitativa a ese trasvase, en tanto que los de Rivera si le dan relevancia. No obstante, Cs prefiere no dar mucha publicidad a su “avance” provincial, a base de hacerse con militantes de UpyD y de la disolución de pequeños partidos locales.

Ahora el debate está en si la oferta de diálogo de UPyD de Cataluña es trasladable al resto de España. No, señalan en la dirección del partido de Rosa Díez. Miguel del Amo, el coordinador catalán, se esfuerza en explicar que cuando se rompió el diálogo nacional siempre quedó viva la propuesta de que continuaran las conversaciones para Cataluña a lo que Ciudadanos se negó en ese momento.

“La situación en Cataluña es de emergencia por lo que Ciudadanos tendría que aceptar abrir conversaciones solo para esta comunidad, tanto para las municipales como para las autonómicas”, explica del Amo. Los sondeos dan a Ciutadans un resultado muy alto, por encima del PSC y del PP, en tanto que UPyD no obtendría escaños en la cámara catalana.

La realidad actual es que UPyD de Cataluña tiene autorización para hablar con Cs pero no los del resto de España. Diferentes coordinadores regionales reconocen, con petición de guardar el anonimato, que también querrían plantear negociaciones con Cs ante el avance en sus territorios. Por su parte, el vicesecretario de Organización de Cs, José María Espejo, explica que no pueden ser interlocutores en Cataluña y poco o nada de fiar en el resto. “A pocos kilómetros, en Aragón, por ejemplo, seríamos un partido poco transparente, sin proyecto nacional y con tránsfugas e incluso corruptos en nuestras filas”, dice con ironía.