Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigan si la mujer que dejó solos a sus tres hijos en casa fue atacada

Los hermanos, un bebé y dos niños de 18 meses y tres años, necesitaron asistencia médica

La Policía Nacional busca en Asturias desde el pasado viernes a una mujer de 42 años, M. J. F. G., de nacionalidad española, cuyos tres hijos (una niña de tres años, un niño de año y medio y un bebé de veinte días) aparecieron abandonados y desnutridos en su piso del barrio ovetense de Pumarín en el que viven desde hace un par de meses. Los pequeños fueron rescatados en la madrugada del viernes por la policía, que fue alertada por algunos vecinos en la noche del jueves, alarmados por los llantos infantiles que procedían de la vivienda.

Los agentes, que accedieron a la casa por la terraza, encontraron a la recién nacida desnuda y aterida de frío sobre una cama, y muy débil; su hermano estaba dándose golpes contra una pared y la niña de casi tres años permanecía sentada en un sofá, absorta y con la mirada perdida.

Los pequeños, que presentaban síntomas de desnutrición y deshidratación, fueron atendidos por personal médico desplazado al lugar y trasladados en varias ambulancias al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Los tres menores han quedado al cuidado de los servicios sociales del Principado de Asturias, que ha asumido su tutela.

Se desconocen las causas de la desaparición de la madre, que vivía sola con los niños desde el reciente fallecimiento de su última pareja, y, entre otras hipótesis, los investigadores sospechan que la mujer pueda haber sido retenida por otras personas en contra de su voluntad o haya podido sufrir un percance.

Según testimonios vecinales, la desaparecida realizaba de forma ocasional servicios de citas para obtener ingresos. Esta actividad refuerza la hipótesis de que la madre haya podido sufrir algún grave contratiempo. No se ha descartado sin embargo la eventualidad de un abandono voluntario porque alguna otra vez, según testimonios del vecindario, había ocurrido que los niños quedaran solos en la casa, aunque no durante tanto tiempo.

La búsqueda en la ciudad de Oviedo y sus alrededores la realizaron en los últimos dos días tanto agentes de la Policía Nacional como de la municipal, y se está contactando para ello con parientes y allegados, entre ellos una expareja anterior de la mujer, que tiene otro hijo, de siete años, aunque reside con una abuela.

En lo que respecta a la mujer los agentes trabajan sobre una orden de búsqueda por “desaparición inquietante”. Las pesquisas, al cabo de tres días, siguen siendo infructuosas. La madre de los niños fue vista por última vez por los vecinos la mañana del viernes.

Fuentes policiales aseguraron ayer a Europa Press que la investigación se encuentra en una fase de espera ya que la mujer desaparecida apenas tiene familia y los interrogatorios que se han realizado a algunos de sus parientes no han dado ninguna pista. “No saben nada”, aseguraron personas cercanas a las pesquisas.

Por eso ayer se abrió el radio de búsqueda y se extendió a toda España. Desde la Policía admiten que todo lo relacionado con este caso es “muy raro”, por lo que no hay una línea de investigación clara. Los agentes apelan a la responsabilidad social para evitar extender rumores sin fundamento sobre la mujer y sus pequeños.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >