Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘pequeño Nicolás’ se niega a declarar ante el juez

Francisco Nicolás Gómez está en libertad con cargos desde octubre acusado de estafa

Francisco Nicolas a la salida de los Juzgados

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás, se ha negado a declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, que investiga si cometió delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de funciones. Su abogado, Víctor Sunkel, ha justificado la negativa en que no han tenido acceso a toda la documentación. 

El pequeño Nicolás ha entrado en los juzgados poco antes de las nueve de la mañana junto al letrado. A pié y sonriente, el acusado ha accedido a la sede judicial por la entrada de la calle de Capitán Haya. A preguntas de los periodistas, solo ha afirmado que se encuentra "tranquilo". Su comparecencia ha comenzado a las 10.50 y ha durado apenas cinco minutos.

El magistrado Arturo Zamarriego, que levantó parcialmente el secreto de sumario a principios de esta semana, tomó declaración el pasado martes al empresario al que supuestamente estafó Francisco Nicolás. Este explicó ante el juez que solo conocía al joven de una operación relacionada con la venta de una finca, y que no le denunció ni prevé hacerlo porque no se siente estafado, ya que le devolverá el dinero que le debe.

El martes también declararon ante el magistrado que instruye la causa la mujer de este empresario y el director del banco en el que el hombre sacó 25.000 euros para dárselos a Francisco Nicolás en relación con su mediación en la venta de una finca.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias fue detenido el 14 de octubre en Madrid por agentes de Asuntos Internos acusado de hacerse pasar por miembro del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y tras estafar a un empresario que le entregó 25.000 euros, según informó tras su arresto la Policía. La juez le dejó en libertad con cargos.

El Pequeño Nicolás tiene abierta otra causa que instruye el juzgado número 43 de Madrid tras la querella por injurias que presentó el pasado 3 de diciembre la Abogacía del Estado, a instancias del CNI y tras sus declaraciones en varios medios de comunicación en los que aseguró haber trabajado para los servicios de inteligencia españoles. Los Juzgados de Plaza de Castilla han desplegado un amplio dispositivo de seguridad ante su declaración.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información