Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monedero: “Haremos todo lo posible para no convertirnos en una casta”

El dirigente de Podemos califica de "golpe de Estado" que se aparte a Ruz del 'caso Gürtel'

Juan Carlos Monedero en Madrid. Ampliar foto
Juan Carlos Monedero en Madrid.

"No hay garantías de que no nos corrompamos, pero vamos a hacer todo lo posible para impedir que Podemos se convierta en una casta mediante la limitación de salarios, la reducción de los plazos de permanencia en la política, la supresión de las puertas giratorias hacia las empresas privadas y los mecanismos revocatorios". Con esta y otras frases, Juan Carlos Monedero, politólogo, profesor de Ciencia Política y Sociología y principal teórico de Podemos, sorprendió al nutrido y expectante auditorio estudiantil congregado al atardecer del pasado jueves en el Colegio Mayor católico Elías Ahuja, en la Ciudad Universitaria de Madrid.

Precedido por Jorge Lago, responsable de Cultura de la nueva formación política, que subrayó la repolitización tras el 15-M como desencadenante del despliegue de Podemos, y Miguel Ardanuy, titular de las competencias de Redes Sociales y Participación, que detalló las claves de su implantación, Monedero habló durante dos horas largas, de pie, sin pausa y con un lenguaje definido por algunos colegiales como vibrante y por otros como provocador. "Lo perpetrado por el Consejo General del Poder Judicial contra el juez [Pablo] Ruz", apartándolo del caso Gürtel, "es un golpe de Estado legal que subvierte el artículo primero de la Constitución", adelantó.

Monedero recordó su estancia en Alemania, donde completó estudios en la Universidad de Heidelberg: "Tras sufrir un ataque de hispanitis, me dirigí a una tienda de discos y pedí uno de Carlos Cano; el empleado me remitió al departamento de música étnica". Y explicó: "Aquel episodio me hizo reparar que el eslogan Spain is different, inventado por Fraga bajo el franquismo, trataba de aplicar como política de Estado a los españoles la resignación como pauta de conducta". Con este argumento, el dirigente de Podemos señaló: "A fuerza de resignarnos y de no significarnos (políticamente), nos convertían en insignificantes". Inercia que, a su entender, prosiguió durante la Transición. "Pero todos los consensos de la Transición han ido rompiéndose".

Se refirió primero al consenso sobre la monarquía. "Mientras el (entonces) rey Juan Carlos se dolía por el paro juvenil, participaba en cacerías de a 30.000 euros, pegando tiros a la mamá de Dumbo", ironizó. Otro consenso roto fue, según dijo, el social y el de solidaridad, mediante los cuales se aceptaba la legitimidad del régimen de 1978 "a cambio de una distribución de la riqueza que ahora ha desaparecido". Según precisó, "además del éxodo al extranjero de quienes cometieron el error de estudiar una carrera y tener que pagar por ello yéndose forzadamente de España, de los 45.000 universitarios españoles que han tenido que dejar sus estudios por falta de recursos económicos; hay hoy personas aquí que se acuestan a las ocho de la tarde porque se mueren de frío y no pueden pagar la calefacción, mientras las compañías eléctricas se reparten pingües dividendos".

Resaltó luego que toda la plana mayor de Podemos "ha contemplado España (también) desde fuera" y agregó: "Algunos hemos confirmado que los partidos políticos eran cárceles donde no afloraban los anhelos de la ciudadanía, sino que primaban únicamente los de los profesionales de la política y se comportaban como auténticos cárteles y quien no cumplía las reglas no jugaba (políticamente)".

Monedero afirma que la información y el derecho a recibirla es un bien público, que no es propiedad de los dueños de los medios

"Pablo Iglesias y yo", subrayó Monedero, "nos percatamos de que (el bipartidismo) estaba latino-americanizando España", en referencia a la postración política y económica del surcontinente bajo las dictaduras de los años 1960-1990, mientras recordaba al auditorio, en cita de un padre de la Carta Magna de 1978 —que no mencionó—, "que tres artículos de la Constitución no fueron discutidos, sino que vinieron impuestos, uno de ellos, el relativo a la indisoluble unidad de España, redactado por el Ejército".

A propósito de Cataluña, Monedero volvió a sorprender a los asistentes al afirmar que "Cataluña se sintió nación ya en la Edad Media, mucho antes que España, ya que España no se percibió como tal", según la más reciente historiografía, "hasta 1808, con la Guerra de la Independencia". Con respecto a las insinuaciones sobre si Podemos se alegraba por la excarcelación de etarras, el ideólogo de la formación política dijo: "Nos estremecemos cuando un excarcelado (de ETA) se jacta de seguir preñado de inhumanidad".

Tras una serie de preguntas, Monedero dijo que Carlos Floriano (PP) culpaba los medios de información de haber aupado a Podemos y más adelante señaló que la información y el derecho a recibirla son un bien público, que no es propiedad de los dueños de los medios sino de la ciudadanía. "Cuando descubrieron que nuestra presencia aumentaba sus audiencias, nos llamaron (a las tertulias), cuando dejemos de generar interés…".

Cuando un estudiante le preguntó por el riesgo de que si Podemos se afianza, los capitales huyan de España, respondió con dureza que él no se plegaba a tal chantaje y que quienes dudan al respecto "deben elegir entre ponerse al lado de los 800.000 niños españoles en situación de extrema pobreza y de hambre o al lado de los acreedores que exigen el pago de la deuda", que consideró parcialmente ilegítima y a la que Podemos someterá a previa auditoría si llega al poder, como anunció, al igual que "pondrá fin a la etapa de las biografías políticas, de las puertas giratorias y de la dictadura del capital financiero sobre la política y la ciudadanía".

Más información