Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos cree que la encuesta muestra “un cambio casi irreversible”

Errejón: "Se ha roto el monopolio de la política por parte de los partidos tradicionales"

Pablo Iglesias y la plana mayor de Podemos en la clausura de la  Asamblea Ciudadana.  Ampliar foto
Pablo Iglesias y la plana mayor de Podemos en la clausura de la Asamblea Ciudadana.

Podemos ya no es la primera fuerza en estimación de voto, según la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS publicada ayer, pero se ha consolidado en el mapa político con un 25% de los votos y detrás del PSOE, que encabeza la proyección electoral con un 27,7%. La formación de Pablo Iglesias recibió con prudencia los resultados del sondeo, aunque como una clara señal de su afianzamiento, una circunstancia que según Íñigo Errejón, responsable de su Secretaría Política, aún “no es suficiente” para alcanzar una mayoría social, pero demuestra que “la posibilidad de cambio está ahí para quedarse”. “El cambio parece ya casi irreversible”, añade Carolina Bescansa, responsable de la Secretaría de Análisis Político y Social.

Aunque el estudio se realizó días después de la presentación del borrador de su programa económico, criticado por su indefinición, y cuando ya se conocía el caso del contrato de investigación con la Universidad de Málaga del número dos de la formación, el propio Errejón destaca lo que considera la buena noticia: “Se ha roto el monopolio de la política por parte de los partidos tradicionales”.

En cualquier caso, sus dirigentes, todos ellos politólogos o expertos en ciencias sociales, muestran prudencia porque saben que el estado de opinión que suelen recoger las encuestas puede oscilar en tan solo unos días. La meta final de Iglesias y los suyos, las elecciones generales de 2015, quedan aún demasiado lejos. “Falta muchísimo tiempo [para las elecciones], y en segundo lugar estamos asistiendo a una aceleración” de los acontecimientos. “En la misma cantidad de tiempo pueden pasar muchísimas cosas”, razona Bescansa.

No obstante, la principal analista electoral de Podemos, profesora de Metodología en la Universidad Complutense de Madrid, concede que hay un escenario cada vez más nítido en el que “las tendencias se van consolidando y ha quedado clara la descomposición del sistema de partidos” que se afianzó a partir de la victoria socialista de 1982.

“El sistema puede evolucionar y puede significar la apertura de un nuevo proceso de redefinición de las reglas del juego. Las cosas nunca más van a volver a ser como antes”, proclama Bescansa. Y en este proceso trabaja la dirección de Podemos para construir su proyecto de mayoría y situarse entre PSOE e IU.

Además, miembros de la dirección no acaban de entender la caída libre del PP hasta el 20%, puesto que a pesar de los escándalos de corrupción que afectan al partido mayoritario suele contar con una bolsa de votantes muy fieles, mientras que ven “hundido” al PSOE de Pedro Sánchez. Los socialistas, por su parte, pretenden ocupar el espacio político entre el partido de Mariano Rajoy y el de Iglesias, por lo que ya han comenzado a señalar a Podemos como su competidor directo por la hegemonía del voto en la izquierda. En este contexto, su número dos, César Luena, pone el énfasis en la “recuperación” que experimenta el PSOE en las encuestas desde la elección de Pedro Sánchez.

La dirección del PP optó ayer por guardar silencio. En cualquier caso, sus dirigentes llevan semanas atribuyendo los malos resultados de las encuestas a la corrupción, y confían en recuperar la iniciativa con vistas al calendario electoral.

Más información