Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría cree que Podemos oculta su radicalidad

La formación que lidera Pablo Iglesias se beneficia de la falta de credibilidad del resto de partidos

Podemos no tiene aún un programa político completo y, por el momento, no pasa de unas bases económicas que asegura que están sometidas a debate y elaboración y que ha situado en el escaparate.

El 66% de los ciudadanos observa que hay un proceso de abandono de las posiciones más radicales del partido de Pablo Iglesias por temor a perder votos. Ese porcentaje ve una cierta impostura y una forma de ocultar la radicalidad para obtener más apoyo en el camino hacia la moderación. Hasta la mitad de sus votantes percibe ese cambio. A la pregunta de cuál de los tres partidos es percibido como el que tiene propuestas más realistas, gana el PSOE, seguido significativamente de Podemos y con el PP en tercer lugar.

Llamativo es que si se pregunta quién tiene las ideas más claras para superar la crisis el que gana es Podemos, seguido de PP y PSOE. Los populares siempre se han presentado como los adalides de la eficacia y han basado su gestión en el combate de la crisis económica, lo que, según la encuesta, no se percibe. Y Podemos carece aún de unas propuestas concretas e intenta salir de la rectificación de las presentadas en las europeas de mayo como programa electoral.

Donde gana el partido de Iglesias es en credibilidad porque hasta el 22% asegura que es el único en el que se puede confiar, frente al descrédito de los otros dos. Con todo, los tres partidos suspenden en confianza.

Según han mostrado ya los sondeos, el crecimiento de Podemos está basado en la decepción que provocan sus rivales. El 44% de los ciudadanos encuestados atribuyen su ascenso a la “sensación de decepción y desencanto con los demás partidos, incluyendo aquel por el que haya podido votar”.

Más información