Empezar a hablar

Concejales del PP, PSE, PNV y la izquierda 'abertzale' se reúnen para fomentar la convivencia en Euskadi tras 50 años de violencia EL PAÍS asiste a un encuentro

De izquierda a derecha: Antton Izagirre (izquierda abertzale), José Agustín Arrieta (PNV), Peio Achúcarro (PP) y Xabier Maiza (PSE).
De izquierda a derecha: Antton Izagirre (izquierda abertzale), José Agustín Arrieta (PNV), Peio Achúcarro (PP) y Xabier Maiza (PSE).javier hernández

Tras el cese definitivo de la banda terrorista ETA, hace tres años, el municipio vasco de Renteria (Gipuzkoa), emblemático por haber sido uno de los más atormentados por la violencia en Euskadi, inició, con éxito, reuniones con concejales de los partidos representados en él: Bildu, PSE, PNV y PP.

Más información
El Día de la Memoria: un desencuentro sobre la paz
Solo PNV y PSE apoyan la creación del Instituto de la Memoria
Dos líneas opuestas sobre reinserción conviven en la izquierda ‘abertzale’
Enmendar errores

La decisión de su alcalde, Julen Mendoza, de Bildu, de pedir perdón por la insensibilidad histórica de la izquierda abertzale hacia las víctimas de ETA, en presencia de familiares de asesinados por la banda, abrió la puerta a iniciativas municipales similares, con la pretensión de superar las secuelas de la violencia en el País Vasco.

Aún es una experiencia minoritaria, como los encuentros entre víctimas y victimarios, que en julio tuvieron especial relieve con la petición de perdón a Maixabel Lasa, la viuda del gobernador civil de Gipuzkoa, Juan Mari Jáuregui. El exmiembro de ETA Luis Carrasco, acusado de su asesinato, se encontró con ella el 26 de mayo en una pequeña sala de la cárcel de Nanclares de Oca (Álava) y le pidió perdón.

En 15 de los 88 Ayuntamientos gipuzkoanos (Urnieta, Getaria...) se organizan encuentros animados por grupos pacifistas con la pretensión de "crear una cultura de la convivencia en la que se aprenda a escuchar a los que piensan diferente en base al respeto a los derechos humanos", señalan Aitziber Blanco, de Lokarri, e Iker Uson, de Baketik.

"Queremos contribuir a que las futuras generaciones asuman que el respeto a la dignidad humana es superior a los objetivos políticos", añade Maribel Vaquero, edil de Urnieta y portavoz del PNV en la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Paralelamente, desde la iniciativa ciudadana, se están celebrando mesas de diálogo discretas sobre memoria y víctimas. La más conocida de todas ellas es la que protagonizan en el municipio de Tolosa (Gipuzkoa) el exalcalde de la izquierda abertzale, Antton Izaguirre, y los exconcejales del PNV, José Agustin Arrieta, del PSE, Xabier Maiza, y Peio Achúcarro, del PP. Su pretensión es "lograr un mínimo común denominador" que permita adoptar iniciativas en un municipio que también ha estado marcado por un pasado violento.

Además de al ex gobernador civil de Guipuzkoa, Juan Mari Jáuregui, asesinado por ETA en Tolosa en el año 2000, la banda también había matado pocos meses antes al empresario vasco Francisco Arratibel. Y de Tolosa eran los etarras Lasa y Zabala, torturados y asesinados en 1983 por guardias civiles bajo la responsabilidad del gobernador civil de Gipuzkoa.

EL PAÍS asistió al encuentro que estos cuatro hombres celebraron una noche de otoño sobre las siete de la tarde en una cafetería junto al frontón de Otibar de Tolosa. He aquí un resumen de la transcripción:

¿Sigue habiendo miedo?

»José Agustin Arrieta (PNV): "El miedo físico ha desaparecido. Existe miedo psicológico. Hay prevención para hablar de algunos temas por miedo a alterar la convivencia. Superarla llevará mucho tiempo. Pero para avanzar en la convivencia hace falta que ETA desaparezca sin contrapartidas y el Gobierno haga una política penitenciaria más flexible y digna".

»Antton Izaguirre (Izquierda abertzale): "Yo no le llamaría miedo. Existe cierto reparo a opinar por la tensión política que ha existido, pero va disminuyendo. Han existido miedos distintos. En mi entorno era el miedo a la ilegalización y sus consecuencias".

»Peio Achúcarro (PP): "No creo que hayas pasado miedo por decir que eres independentista. Nosotros teníamos miedo físico. Desde el cese de ETA existe miedo social en los que nos pronunciamos como españoles".

»Xabier Maiza (PSE): "El miedo social se extiende a todos los ámbitos, para no herir sensibilidades".

¿Qué impide la convivencia?

»Izaguirre (IA): "No existe el riesgo de regreso de la violencia porque una amplia mayoría está de acuerdo en que los conflictos hay que resolverlos por la política y la gente está encantada con la nueva situación".

»Achúcarro (PP): "Coincido en que la gente está encantada con que ETA haya terminado. Pero no ha cambiado el chip. La izquierda abertzale rechaza la violencia por razones estratégicas. Creo que si ETA volviera a la violencia, muchos en la izquierda abertzale la justificarían, porque no se la ha rechazado por convicciones democráticas".

»Izaguirre (IA): Creo que es muy peligroso hacer juicios de intenciones. No tenemos ningún dato que nos diga que la gente en Euskadi justificaría la violencia. Sortu rechaza la violencia y ha condenado los brotes de kale borroka. Se está deslegitimando la violencia.

»Achúcarro (PP): "Creo en tu buena voluntad. Pero no creo que la izquierda abertzale haya asumido el rechazo ético a la violencia".

»Arrieta (PNV): "Estamos obligados a responder a este tiempo histórico con una dirección política y ética por la paz. Debe haber una memoria que incluya la revisión crítica de las violaciones de los derechos humanos y el Gobierno no debe tener tanta cerrazón y reconocer que la izquierda abertzale, al final, se jugó el tipo con ETA. Hay que escuchar a las víctimas. A todas".

¿Está la juventud vacunada contra la violencia?

»Maiza (PSE): "La gente quiere pasar página cuanto antes. Pero debe haber una catarsis".

»Arrieta (PNV): "Lo ocurrido estos años ha sido una vergüenza y una mancha para Euskadi. Necesitamos una sensibilización escolar, encuentros entre víctimas para que lo que ha ocurrido no vuelva a suceder".

»Izaguirre (IA): "Habría que hacer una lectura de estos años, pero también de los anteriores, de estos 40 años. Ha existido ETA, pero también la opresión y la tortura. No se trata de mezclarlo todo para que no quede nada. Se trata de hacer un relato crítico y plural para que la juventud comprenda que lo sucedido no puede volver a ocurrir".

»Arrieta (PNV): "Desde las primeras elecciones democráticas han pasado casi 40 años en los que aquí ha habido de todo, incluido el asesinato. Hemos tardado mucho en reaccionar".

»Izaguirre (IA): "Lo he conocido en primera línea. Admito que hay mucha responsabilidad en nosotros. Pero también en el Estado, como en el caso de Lasa y Zabala. Además, desde el cese de ETA ha sido decepcionante que haya avanzado tan poco".

»Achúcarro (PP): "Tengo la percepción de que nuestros hijos no están educados en el rechazo a la violencia porque se la ha justificado por una idea determinada de la libertad del pueblo vasco y de rechazo a lo español. Los jóvenes no perciben esa deslegitimación".

»Izaguirre (IA): "Trabajo con jóvenes del entorno abertzale. No percibo que yo defienda la violencia ni el rechazo al españolismo".

»Achúcarro (PP): "¿No crees que la gente que se siente española tiene problemas?"

»Izaguirre (IA): "Tampoco hace falta ir proclamándolo".

¿Para qué sirven los encuentros?

»Arrieta (PNV): "Tenemos un recorrido mejor que los partidos porque tenemos menos riesgo de caer en el sectarismo. Nos une la defensa de la dignidad humana y sobre esa base queremos un mínimo acuerdo. No avanzaremos ni cuatro pasos si todos no estamos de acuerdo".

»Achúcarro (PP): "Es necesario superar la confrontación. Tenemos trayectorias y experiencias diferentes. Pero también voluntad de entendernos".

»Izaguirre (IA): "Estoy de acuerdo en no dar ningún paso si no estamos todos. Queremos plantear iniciativas sencillas".

»Achúcarro (PP): "Nuestros encuentros han creado expectación. Mucha gente nos pregunta extrañada qué hacemos juntos".

»Izaguirre (IA): "Hemos roto la barrera de la incomunicación y abierto vías de encuentro sin grandes montajes".

»Maiza (PSE): "Hay que conseguir que la gente asuma que podemos ser distintos y llevarnos bien".

»Arrieta (PNV): "Somos un grupo plural que trata de impulsar la convivencia y eso no se consigue de la noche a la mañana. ¿Cómo superarlo tras tanto enfrentamiento? En ello estamos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS