Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un accidente en la AP-1 deja 18 heridos, dos de ellos graves

La mayoría de los viajeros eran trabajadores de la empresa Fundiciones Gelma, recogidos por el vehículo de la fábrica

Varios efectivos de Bomberos en el lugar del accidente.
Varios efectivos de Bomberos en el lugar del accidente.

La conductora oyó un ruido "extraño" y paró en la cuneta para comprobarlo. Cuando se disponía a poner los triángulos reflectantes, el microbús que conducía, con 17 pasajeros, fue abatido por un camión. Así describía la empresa de autocares alavesa Hijos de Erro el accidente de tráfico que ayer dejó 18 personas heridas, dos de ellas graves, en la autopista AP-1, a la altura del municipio alavés de Arrazua-Ubarrundia y en sentido Vitoria.

El microbús había recogido a los trabajadores de la empresa Fundiciones Gelma, como cada día, en su planta en Mondragón (Gipuzkoa). El conductor del camión, que chocó por el trasero lateral, resultó ileso, pero todos los trabajadores pasaron a atendidos por los servicios médicos, en la mayoría de los casos por causas leves como golpes y roturas, informaba ayer el departamento de Seguridad del Gobierno vasco.

Los heridos más graves fueron trasladados en ambulancias a Vitoria, dos al hospital de Txagorritxu y dos al de Santiago, mientras que otros dos fueron evacuados al centro hospitalario del Alto Deba, en Gipuzkoa. El diagnóstico de todos fue cambiando a leve, salvo el de dos pacientes con politraumatismos craneales y una fractura importante en la pierna, confirmaron los bomberos de Vitoria que ayudaron a rescatar a los atrapados. Los once heridos leves fueron valorados y atendidos en el ambulatorio de la localidad alavesa de Legutiano, próxima al lugar del accidente.

La parte trasera del lateral izquierdo del microbús quedó totalmente destrozada después del siniestro que se produjo a eso de las 14.20 horas. Seguridad no ha querido facilitar más detalles antes de que se lleve a cabo la investigación.

El tráfico de la AP-1 en este tramo, antes de la salida de la autopista hacia Legutiano, se cortó en sentido Vitoria en los primeros momentos tras el accidente, aunque al poco se abrió al tráfico un carril. Tras la retirada del microbús, los operarios siguieron en el lugar para evacuar el camión siniestrado.