Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO expulsará a los implicados en el caso de las tarjetas opacas

Fernández Toxo pide celeridad en la ejecución de la propuesta de sanción a seis sindicalistas

Comisiones Obreras ya ha acabado la comisión interna que abrió para investigar el uso que hicieron los seis implicados del sindicato de las tarjetas opacas de Caja Madrid. Y la conclusión ha sido recomendar a los órganos de dirección correspondiente del sindicato la expulsión de los seis, incluso de los cuatro que, de una u otra forma, ya no está afiliados para que conste en los archivos de la central. Es la sanción máxima que puede aplicar el sindicato a sus miembros.

El procedimiento a seguir ahora es la propuesta de expulsión a la federación de servicios y la unión de Madrid, las dos organizaciones implicadas. En el caso de Rodolgo Benito, la encargada de continuar con el procedimiento es la dirección nacional del sindicato. En todos los casos, lo previsible es que el expediente acabe en la expulsión.

"Soy plenamente consciente de que algo hemos hecho mal, nos han defraudado las personas, pero también ha fallado la organización en sus controles. Tenemos que corregir para que no haya ocasión de que esto pueda volver a suceder en la relación de CC OO en las instituciones en que participa", ha añadido el secretario general del sindicato, Ignacio Fernández Toxo, en la presentación de las conclusiones.

Los seis implicados en el escándalo son Francisco Baquero (con gastos de 266.400 euros entre 2003 y 2011), Antonio Rey de Viñas (191.500 euros), Rodolfo Benito (140.600 euros), Juan José Azcona (99.300 euros), Pedro Bedia (78.200 euros) y Gabriel María Moreno Flores (20.400 euros). Benito, que fue responsable de la Secretaría de Estudios de la Comisión Ejecutiva Federal del sindicato, presentó su dimisión tras destaparse el caso. Los cuatro primeros están ya de baja en el sindicato y los dos segundos, suspendidos cautelarmente de militancia.

El dirigente de CC OO , a quien "no le consta" que ninguno de los implicados haya devuelto el dinero que gastó con estas tarjetas, ha subrayado que el sindicato se siente "avergonzado" por la actuación de estas personas y ha pedido perdón a la afiliación y a la ciudadanía por lo sucedido.

"Proponemos la expulsión, que es la máxima sanción que recogen nuestros Estatutos, pero ahora serán los órganos instructores los que deberán determinar si esta propuesta tiene consistencia, que parece que sí", ha afirmado Toxo.

"CC OO se debe a los afiliados y a los trabajadores. Estas tarjetas han actuado a modo de sobresueldos. Eran opacas para la sociedad, para el fisco y para el sindicato, y no valen paños calientes ni caben excusas. Ni tan siquiera las palabras gruesas, porque esas también se las lleva el viento. Hay que actuar. Y las conclusiones de la comisión de investigación son incontrovertibles y vienen a demostrar que los consejeros de CC OO abusaron de las tarjetas negras, por lo que nos parece pertinente proponer la expulsión del sindicato", ha explicado Toxo.

El secretario general ha asegurado que nada de lo que gastaron los miembros de CC OO con las tarjetas fue a parar a las arcas del sindicato.

Pero Toxo ha reconocido que además de "fallar las personas, han fallado los controles" internos del sindicato, por lo que ha anunciado que se tomarán una serie de medidas. La más relevante es la de decidir en el plazo máximo de un mes si es conveniente que el sindicato permanezca en los consejos de administración de las sociedades anónimas. "En términos de coste-beneficio, nos ha costado más de lo que nos ha beneficiado", ha sostenido el secretario general, por lo que previsiblemente propondrá al Consejo Confederal la salida de estos órganos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información