Barcoj afirma que ha devuelto 575.079 euros de las tarjetas fantasma

El ex director financiero era el alto cargo de Caja Madrid que más dinero gastó Del total, 484.200 euros los ha consignado en la Audiencia como depósito judicial

Ildefonso Sánchez Barcoj.
Ildefonso Sánchez Barcoj.ULY MARTÍN

El ex director financiero de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, ha devuelto los 484.200 euros que gastó con las tarjetas fantasma de la entidad. El antiguo directivo ha realizado un depósito judicial con este dinero, con lo que ahora los fondos quedan bajo la custodia del tribunal. Además, ya había reingresado otros 90.879 euros que cargó a las tarjetas cuando ya existía Bankia, con lo que el total devuelto se eleva a 575.079 euros.

Barcoj ya comentó cuando estalló el escándalo que había pedido un número de cuenta de la Fundación Caja Madrid para realizar el ingreso de los 484.200 euros. Como la fundación no ha aceptado las devoluciones de los implicados, realizó el ingreso en el juzgado el 10 de octubre. Barcoj, tal y como declaró a EL PAÍS nada más conocerse la existencia del caso a principios de mes, considera que todo el sistema de tarjetas opacas “se controlaba y se designaba desde la secretaría de Presidencia”, es decir, desde el departamento que dirigía primero Miguel Blesa y después Rodrigo Rato. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha imputado a los tres por el escándalo de las visas black.

“La secretaría de Presidencia establecía el límite máximo y tenía acceso a todos los movimientos que realizaban las tarjetas. Ese departamento es el que tenía el control sobre lo que se pagaba; ningún empleado podía estar por encima de lo de asignaba Presidencia”, añadieron desde el equipo jurídico de Barcoj.

Sánchez Barcoj aparecía en el listado de tarjetas opacas con un gasto de 484.200 euros, aunque también en los documentos facilitados por Bankia figuraba el otro gasto de 90.879 euros en 2011 y 2012. Con ello, era el alto cargo que más gastó de la lista de 86 consejeros y directivos que usaron las visas. Sus pagos anuales ascendieron a una media de 60.500 euros. No obstante, insiste en que no eran tarjetas opacas y que no ha hecho nada irregular. “Jamás se me advirtió de que el uso de la tarjeta podía no ser correcto, pese al control que existía sobre las tarjetas”.

Sánchez Barcoj no era un directivo corriente en Caja Madrid. Estuvo 34 años en la entidad y se recorrió todo el escalafón desde abajo. De origen humilde, logró un puesto relevante bajo la presidencia de Jaime Terceiro; después se convirtió en mano de derecha de su sucesor, Miguel Blesa, y se mantuvo como director general financiero con Rodrigo Rato. La llegada de José Ignacio Goirigolzarri supuso el final de su carrera. Fue indemnizado en febrero de 2014 con 300.000 euros, pero asegura que los donó a Cruz Roja y Cáritas. A la vez, Bankia prescindió de Isabel Bastit, su mujer, que era responsable de la territorial de Madrid Sur.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS