Rajoy da por “encauzado” en el Congreso el problema del ébola

Pedro Sánchez asegura que es el presidente del "desgobierno" El jefe del Ejecutivo descalifica las críticas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que el problema por el contagio del ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero está "encauzado" y ha descalificado las críticas sobre la gestión de la crisis.

Rajoy ha respondido en el Congreso a una pregunta del líder de la oposición, Pedro Sánchez, para defender los pasos que ha dado el Gobierno. "Hemos cumplido todas las prioridades", ha asegurado el jefe del Ejecutivo.

Esas prioridades, según el presidente del Gobierno, son "la auxiliar enferma, el seguimiento de las personas con contacto con Teresa Romero, el apoyo absoluto a los profesionales e informar a la opinión pública". Rajoy también se ha jactado de haber creado una comisión de seguimiento, de los contactos con la Unión Europea, con la OMS y con clínicas de Estados Unidos.

Primero el líder del PSOE y luego su portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, han dado una vuelta de tuerca al grado de dureza de oposición sobre este asunto. Según Sánchez, Rajoy es el "presidente del desgobierno", porque "la vicepresidenta se encarga de la Sanidad, la ministra no se encarga de nada afortunadamente y el presidente ni está ni se le espera".

Sánchez ha hablado de "desvergüenza" y ha pedido sin éxito que Rajoy descalifique las críticas del consejero madrileño a la auxiliar contagiada, lo que llamado "viles palabras". "Gobernar no es hacerse una foto", le ha dicho a Rajoy a quien ha afeado haber acudido al hospital Carlos III para lograr esa imagen.

Según ha dicho, el Gobierno deja a todo el mundo "con la boca abierta" por su falta de actuación en los primeros días. "Cumpla con su deber y de explicaciones, porque no es el presidente del gobierno, sino de un desgobierno", le ha dicho para volver a reclamar que comparezca en el Congreso a dar explicaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Rajoy le ha respondido descalificando las críticas y a quien las hace, por asuntos que no tienen que ver con ébola y que van desde su declaración sobre la supresión del Ministerio de Defensa a la votación en el Parlamento Europeo sobre los nuevos comisarios. 

"Quien deja a los españoles con la boca abierta es quien dice que hay que suprimir el Ministerio de Defensa. De fotos y ocurrencias no le voy a decir nada. Porque persigue a un comisario español y fracasa porque Miguel Arias Cañete es elegido. Incumple acuerdo para votar la comisión de Junker", ha espetado a su oponente.

También Ha acusado al líder de la oposición de ser "incapaz de aportar ideas" y ha concluido que "este problema está encauzado".

En esta misma línea, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha tachado de "irresponsable" al PSOE por cuestionar la actuación del Ejecutivo en la crisis del ébola. Ni una sola frase que dé idea de asunción de responsabilidades o reconocimiento de errores.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS