Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España refuerza con 100 soldados la protección de la base afgana de Herat

El contingente español en Afganistán pasará de 265 a 450 efectivos en enero de 2015

Tropas españolas en Afganistán
Tropas españolas en Afganistán

España reforzará a partir del 1 de octubre con casi un centenar de efectivos su contingente en Herat (Afganistán), según ha anunciado hoy el Ministerio de Defensa. Los militares –88 de la Brigada de Infantería Ligera San Marcial, con base en Araca (Vitoria), y cinco miembros de un equipo de control aéreo táctico (TACP) de la Escuela de Zapadores Paracaidistas de Alcantarilla (Murcia)-- formarán el núcleo de la nueva unidad de protección de la fuerza, hasta ahora en manos italianas.

Está previsto que enero próximo este núcleo se complete con otro centenar de militares, por lo que el destacamento español en Herat pasará de los actuales 265 a unos 450. El contingente español formará parte de la nueva misión de la OTAN Resolute Support, con unos 12.000 efectivos en total y dedicada al asesoramiento e instrucción del Ejército afgano que sustituirá a la operación de combate ISAF, que acaba el próximo 31 de diciembre.

El lanzamiento de la nueva operación Resolute Support está condicionado a que el nuevo presidente afgano, salido de las elecciones del pasado 25 de junio, firme el acuerdo bilateral con EE UU (BSA) y el estatuto de fuerzas de la OTAN (SOFA) que garantice protección jurídica a las tropas internacionales. Los dos aspirantes, Ashraf Gani y Abdulá Abdulá, se han comprometido a firmar este acuerdo, pero aun mantienen una pugna sobre quién ha sido el ganador.

La presencia en Herat se mantendrá solo hasta el verano de 2015, fecha a partir de la cual las tropas de la OTAN se replegarán a Kabul. El mando de la FSB (Base de Apoyo Avanzado) de Herat –que actualmente ostenta el coronel del Ejército del Aire Juan José González Arroyo—seguirá en manos españolas. España también se hará cargo de la unidad de protección, que cumple misiones de reacción inmediata, escoltas, patrullas, vigilancia perimetral y exterior de la base, en un radio de hasta 10 kilómetros.