Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos definirá su estructura de partido el 15 de noviembre

El proceso de construcción del partido durará dos meses y culminará en otoño

Monedero, Iglesias y Errejón, el pasado 25 de mayo.
Monedero, Iglesias y Errejón, el pasado 25 de mayo.

El 15 de septiembre es la fecha elegida para que dé comienzo la asamblea ciudadana de Podemos, un proceso que durará en torno a dos meses y donde el partido que lidera Pablo Iglesias sentará sus bases organizativas y decidirá quién ocupa los cargos de dirección. Por lo tanto, se espera que el 15 de noviembre se sepa quién llevará las riendas de Podemos.

La agrupación ha publicado en su página web el calendario que seguirá la denominada asamblea ciudadana Sí se Puede. Se iniciará el citado 15 de septiembre con un acto de apertura y durante los dos siguientes meses se elaborarán los borradores que serán sometidos a votación, se realizarán dos encuentros presenciales y se elegirán a las personas que ocuparán los cargos de representatividad. El proceso se dará por concluido cuando se publiquen los resultados, el 15 de noviembre, según la web del partido.

En la asamblea podrá participar todo aquel que se haya registrado en podemos.info, donde hasta el momento hay más de cien mil inscritos. Para pilotar todo el proceso fue elegido el pasado mes de junio el equipo liderado por Pablo Iglesias, que obtuvo el 86% del apoyo de los más de 55.000 simpatizantes que votaron por Internet.

La asamblea se divide en dos fases: una para elegir los borradores que incluyen os principios éticos, políticos y organizativos (hasta el 26 de octubre); y otra para la presentación y votación de los candidatos que dirigirán el partido. Con la estructura que salga de todo este proceso, Podemos encarará las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015.

La formación se presentó a los comicios europeos del pasado 25 de mayo con una lista elaborada apenas unos meses antes y con el mediático profesor Pablo Iglesias como rostro visible. Podemos fue la auténtica sorpresa y obtuvo más de un millón de votos y cinco escaños en el Parlamento europeo. Desde entonces no ha parado de crecer tanto en presencia en los medios como en intención de voto: el último estudio del CIS le situaba como la tercera fuerza política de España, tan solo detrás de PP Y PSOE.