Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy busca el apoyo de Merkel para que Cañete logre algún cargo de comisario

El reparto de cuotas y las declaraciones del exministro sobre el machismo dificultan su designación

Miguel Arias Cañet, el pasado 24 de mayo. Ampliar foto
Miguel Arias Cañet, el pasado 24 de mayo.

Mariano Rajoy intenta agilizar el nombramiento del ministro de Economía, Luis de Guindos, al frente del Eurogrupo y, sobre todo, trata de desbloquear la designación de Miguel Arias Cañete para algún cargo de comisario. El Ejecutivo quiere que el exministro de Agricultura esté en la futura la Comisión Europea aun ocupando un puesto que no se corresponda con las aspiraciones iniciales a la prestigiosa cartera de Competencia.

Estas cuestiones estarán sobre la mesa de la cita entre el presidente del Gobierno y Angela Merkel prevista para la última semana de agosto y en vísperas del Consejo Europeo del día 30. La canciller alemana viajará a Santiago de Compostela y mantendrá con Rajoy una reunión de contenido político y económico, según fuentes de La Moncloa. El peso político de ese cara a cara consiste en abordar la negociación de los futuros cargos en la UE y puede incluir la defensa del perfil de Cañete. El Gobierno registró a finales de julio el nombre del exministro de Agricultura como único candidato, pese a que el nuevo presidente de la Comisión, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, solicitó abanicos de aspirantes con la inclusión de mujeres.

De los 28 futuros miembros de la Comisión, de momento solo se barajan entre cuatro y siete mujeres frente a las nueve actuales. Ese el número que pretende alcanzar el propio Juncker y que el PSOE reclama como requisito mínimo para el reparto de cargos.

A estas circunstancias se añaden las polémicas declaraciones de Cañete sobre la “superioridad intelectual” de los hombres en los debates con las mujeres, que le restan posibilidades para optar a un cargo de primer nivel. Mientras dirigentes del PP rebajan sus aspiraciones y le sitúan en una comisaría de menor peso, quizá la de Agricultura, el PSOE mantiene su oposición. “Puede haber todavía cambios de posiciones y confiamos en que los haya”, señala en conversación telefónica Iratxe García, portavoz de Igualdad en Bruselas y secretaria de asuntos europeos en la nueva ejecutiva de Pedro Sánchez. El secretario general socialista instó a Rajoy a que presentara candidatos alternativos. El Gobierno no lo hizo y, de momento, intenta desbloquear su designación. Si finalmente Cañete resulta elegido, deberá enfrentarse al examen de la comisión correspondiente —“donde tendría que responder a todas las preguntas que se le hagan”— antes de someterse a la votación en el Parlamento, junto a los otros candidatos, en la segunda quincena de octubre.

El caso de Guindos es distinto. Cuenta con el apoyo general para acceder a la presidencia del principal órgano de interlocución de los ministros de Economía de la Eurozona, aunque Holanda, cuyo titular de Finanzas es el actual presidente, está obstaculizando su nombramiento.