Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Roma un presunto anarquista español

En septiembre de 2013, Xabier González huyó de su domicilio para evitar volver a prisión

Xabier González Sola ha sido detenido en Roma a las 17.00 horas de la tarde de este jueves, 31 de julio, por su presunta pertenencia al colectivo anarquista Bandera Negra. El pasado 11 de marzo, el Juzgado de Instrucción número uno de la Audiencia Nacional emitió una orden de detención por un delito de pertenencia a grupo terrorista, depósito de sustancias explosivas y municiones, y enaltecimiento del terrorismo.

La policía italiana y la española han colaborado para arrestar a González Sola, nacido en Bilbao (Vizcaya) en 1974, y detenido en diversas ocasiones. En julio de 1992 participó con su hermano, Igor González Sola —que actualmente cumple condena por ser integrante del comando Amaiur de ETA que la Policía desarticuló en 2005— en la quema de dos coches de matrícula francesa, acto que fue reivindicado en el diario Egin mediante una llamada anónima.

Un año después, González fue detenido por su integración en un talde de kale borroka que actuaba en Bilbao y que fue responsable de diversas actividades violentas, entre ellas el ataque a un concesionario de vehículos y agresiones a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Pasó casi una década hasta que volvió a pisar una comisaría: en junio de 2012 ofreció resistencia e hirió a unos de los agentes durante el desalojo de un inmueble ocupado en Badalona (Barcelona). Y en mayo de 2013, fue detenido en Sabadell (Barcelona) en una operación contra el colectivo anarquista Kolektivo Bandera Negra. Ingresó en prisión. Cuando salió en libertad provisional cuatro meses después, huyó de su domicilio para evitar volver a la cárcel.

El pasado 12 de febrero, González Sola fue detenido por la policía francesa en Tarbes cuando se encontraba con Daniel Camelio, responsable de un grupo anarquista insurreccionalista acusado de lanzar artefactos incendiarios contra la cárcel de esa misma localidad, un cuartel del ejército de Pau y la iglesia de Ciencias Cristianas, también de Pau.

La última detención, la de esta tarde, es fruto de las investigaciones de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía para detectar grupos e individuos vinculados al anarquismo insurreccionalista.