Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 1.000 personas están en prisión por delitos contra la seguridad vial

Las drogas y el alcohol son la causa del 65% de las condenas a automovilistas

La fiscalía prevé que 2014 finalice con 95.000 sentencias por delitos de tráfico

Un accidente en Carbonera de Frantes (Soria), el pasado 7 de julio. Ampliar foto
Un accidente en Carbonera de Frantes (Soria), el pasado 7 de julio. efe

El alcohol y las drogas tiñen las calles. El 65% de las condenas a automovilistas en 2013 —53.793 de 83.796— corresponde al delito de haber conducido bajo sus efectos, lo que incide en que España ocupe el sexto lugar de la Unión Europea en la tasa de víctimas mortales: 41 muertos por cada millón de habitantes. El año pasado fallecieron 1.680 personas en accidentes de tráfico y, hasta el 15 de julio, 990 estaban en prisión por haber cometido algún delito contra la seguridad vial.

España está lejos del objetivo europeo para 2020: reducir al 1% los resultados positivos en los controles de alcoholemia. La media nacional es del 6%, aunque hay ciudades que superan el 7,5%. Estos resultados tienen relación directa con la siniestralidad. El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses reveló que en 2013, sobre una muestra de 557 conductores fallecidos, el 43% presentó resultados positivos de drogas, psicofármacos o alcohol.

Fuente: Fiscalía de Seguridad Vial.
Fuente: Fiscalía de Seguridad Vial.

El fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, dice que lo más preocupante es el delito más grave: el de los homicidios imprudentes, que el Código Penal castiga con penas de hasta cuatro años de prisión. La fiscalía presentó, por este motivo, 296 escritos de acusación en 2013 y obtuvo 196 condenas. Los procesados ingresaron en prisión en 98 casos.

Para asociaciones como Stop Accidentes, que defienden y asesoran a las víctimas y a sus familias, la cifra es insuficiente. "Por desgracia, es normal que sea así. Las penas son muy bajas y los jueces deberían juzgar al alza. Si a alguien le condenan a dos años de prisión y no tiene antecedentes, no ingresa en la cárcel. Se puede condenar a mucha gente, pero no está siendo efectivo", lamenta Ana Novella Reig, la presidenta de la organización.

Las cifras de delitos seguirán al alza en 2014. La Fiscalía de Seguridad Vial prevé que este año finalice con 95.000 condenas por delitos de tráfico —un 14% más que en 2013—, de las que 65.000 serán, de nuevo, por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas. "Se prevé un incremento de las condenas porque también hay un incremento del control", asegura la fiscal Helena Prieto, de la Unidad de Apoyo de la fiscalía. En concreto, se espera un aumento del 13% de los delitos por conducir con alcohol o las drogas, y de un 19% por hacerlo sin tener permiso.

Los datos de la fiscalía también revelan que mientras las acusaciones aumentaron en 2013 con respecto a 2012 en algunos delitos, las sentencias condenatorias bajaron (ver el segundo gráfico). Ocurrió con los casos de conducción temeraria, conducción sin permiso, y negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia o drogas.

El fiscal de seguridad vial asegura que hay un "elevadísimo" número de condenas. El 30% (24.668) fue por ir al volante sin permiso, la segunda causa después de conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas. La mayoría de los condenados en 2013 —45.252— hicieron trabajos comunitarios. Solo 1.795 fueron penados con privación de libertad. También se impusieron 36.335 multas de entre 1.000 y 1.500 euros. A la vez, 58.637 personas perdieron el permiso de conducir.

Fuente: Fiscalía de Seguridad Vial.
Fuente: Fiscalía de Seguridad Vial.

El comportamiento en las carreteras se refleja también en las cárceles del país, donde hasta el pasado 15 de julio había 990 internos por haber cometido algún delito contra la seguridad vial. La mayoría de los presos lo están por conducir sin permiso (495), por exceso de alcohol (251) o por conducir de forma temeraria (104). Hasta julio, 153 personas estaban en prisión por homicidio imprudente.

"El volante es incompatible con el alcohol, las drogas y la velocidad", dice Vargas, pero las estadísticas muestran otra realidad. Entre 960 y 1.504 personas no morirían si el consumo de drogas al volante fuera cero y el de alcohol no superara la tasa permitida (0,5 gramos por litro en sangre), según estudios de la Dirección General de Tráfico (DGT). De hecho, en su última campaña para detectar el consumo de drogas al volante, uno de cada tres conductores dio positivo en las pruebas de saliva realizadas por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil entre el 14 y el 20 de julio. De las casi 1.000 pruebas, 309 (el 31%) dieron positivo. La DGT concluye que el cannabis (230 casos) y la cocaína (39 casos) son las sustancias más habituales.

Las casi 84.000 condenas de 2013 representan el 37% del total de sentencias condenatorias dictadas por toda clase de delitos en España

Las casi 84.000 condenas de 2013 representan el 37% del total de sentencias condenatorias dictadas por toda clase de delitos en España. Según la Fiscalía de Seguridad Vial, al menos 58.824 fallos se dictaron y comenzaron a ejecutar en un plazo medio de 48 horas desde que se cometió el delito.

Stop Accidentes aclara que eso ocurre en los "juicios rápidos" por delitos menores. "Cuando hay muertes o lesiones graves, la cosa no es tan rápida", aclara Novella Reig. La organización tiene casos de personas que llevan entre 7 y 12 años esperando el pago de indemnizaciones o el ingreso en prisión de los condenados. "Normalmente, hay un periodo mínimo de tres años. La mayoría tarda de cuatro para arriba. Raro es el caso que se resuelve en un año o dos".

La DGT prevé unos 5,6 millones de desplazamientos este fin de semana

La Dirección General de Tráfico (DGT) activa a las 15.00 horas de este jueves la segunda operación especial del verano en la que se prevén 5,6 millones de desplazamientos con motivo de la vuelta de las vacaciones de julio y la salida de las de agosto, además del tráfico que se registrará coincidiendo con el fin de semana. La operación culminará el día 3.

Durante todo agosto, la DGT calcula que se realizarán 40,9 millones de desplazamientos. Los ciudadanos que se dispongan a salir de viaje por carretera en la tarde del jueves y durante todo el viernes podrán encontrarse con circulación intensa de salida de las grandes ciudades. A última hora de la tarde noche, los atascos se trasladarán a los lugares de destino, sobre todo en localidades costeras. También se producirán movimientos de retorno hacia los grandes núcleos urbanos de aquellos ciudadanos que acaban sus vacaciones o que vuelven después del fin de semana.

Consulta el estado de las carreteras a través de las cámaras de la DGT.

Consulta toda la información del tráfico con el servicio de EL PAÍS. 

Más información