Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez y Díaz se reúnen para tratar la composición de la dirección socialista

“Cambiando el PSOE, cambiando España”, será el lema del congreso que presidirá la presidenta andaluza

Pedro Sánchez y Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSOE en Madrid.
Pedro Sánchez y Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSOE en Madrid.

Cambiando el PSOE, cambiando España. Este es el lema elegido por los socialistas para el congreso de este fin de semana,  que presidirá Susana Díaz y en el que se ratificará a Pedro Sánchez como secretario general del PSOE después de ganar la consulta entre militantes que optaron entre él mismo, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. La expectación ya no está por tanto en la elección del líder socialista sino en el equipo que formará. Aunque su margen de maniobra para designar a quienes trabajarán con él es muy amplio, por el aval que ha recibido de los militantes, sí deberá escuchar la opinión de los secretarios territoriales y en mayor medida la de Susana Díaz, presidenta de Andalucía. De proyecto y de equipo están tratando desde este mediodía.

 Aunque en el entorno de Sánchez recalcan su autonomía y la propia Susana Díaz también se empeña en resaltar que ella no tutela a nadie, en el PSOE nadie duda de que su opinión es muy relevante. Tanto en la elección de algunas personas como en la definición del proyecto. Antes de que se produjera la reunión entre ambos, la dirigente andaluza dijo en la Cadena SER que ahora no es tiempo de entretenerse en un proceso de elecciones primarias para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno. Los ciudadanos no lo entenderían, según Susana Díaz, que abogó por elegir al candidato electoral una vez que Mariano Rajoy convoque elecciones generales. Lo primero es prepararse para afrontar las elecciones municipales y autonómicas del próximo 15 de mayo, definió Díaz.

La duda está en si cuando el sábado empiece el congreso estará ya cerrado el equipo de Sánchez o se apurará hasta la noche de ese día para la presentación de la lista. Antes, a media tarde, los 1.036 delegados elegidos por todas las federaciones, cada una según el número de militantes, habrá avalado sin la menor duda la decisión de los militantes de elegir a Pedro Sánchez. El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, encargado de todo el proceso, ha explicado los pormenores del congreso en su última comparecencia ante los medios de comunicación como secretario de Organización.

Sus últimas palabras han sido para defender la gestión del equipo saliente dirigido por Alfredo Pérez Rubalcaba, que deja como herencia la elección directa por los militantes del secretario general, aunque este camino lo abrió el anterior secretario general de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, y Eduardo Madina lo exigió. El congreso empezará con el discurso de despedida de Alfredo Pérez Rubalcaba que dará la bienvenida a un nuevo tiempo en su partido. El lema escogido va en línea directa con el argumento central de la campaña de Pedro Sánchez para la secretaria general. “Quiero cambiar el PSOE para cambiar España”, ha repetido ante la militancia socialista.