Candidatos del PSOE a alcaldes piden aplazar las primarias federales

Belloch (Zaragoza): “Sería un verdadero lío hacerlas en noviembre”

El calendario diseñado inicialmente por la dirección saliente del PSOE se le ha atragantado a muchos cuadros del partido, especialmente a los que aspiran a ser alcaldes tras las elecciones municipales del próximo mayo. Algunos de ellos se han sumado a la petición de barones regionales al futuro secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para que posponga las primarias federales, las que servirán para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno, hasta después de las municipales y autonómicas.

“Sin duda deben ser después, porque sería un verdadero lío hacerlas antes”, aseguró a este periódico Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza y principal regidor del PSOE en este momento. Esta misma tesis la defiende el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Valladolid y posible candidato, Óscar Puente. O el alcalde de La Granja (Segovia), José Luis Vázquez, entre otros. Los dos últimos apoyaron a Sánchez.

Más información
Pedro Sánchez afronta la fecha de las primarias como su primer reto
Los barones del PSOE cierran filas tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias
Escoger a tientas

Algunos se lo han trasladado ya estos días así al próximo secretario general, por entender que pueden perturbar sus candidaturas. También se lo ha trasladado en su nombre y en el de más candidatos a alcaldes el aún responsable de política municipal e influyente dirigente del PSOE andaluz, Gaspar Zarrías. Su tesis es que ese calendario con primarias en noviembre fue diseñado en marzo, cuando era impensable que en julio hubiera un congreso extraordinario y mucho menos un secretario general elegido directamente por los militantes.

El resultado, además, hace que si hay primarias sea con al menos de uno de los candidatos ajenos a este proceso, es decir, surgidos a posteriori, lo que aumentaría y prolongaría la incertidumbre varios meses más. Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias ya han dicho que no se presentarán. Cabe la posibilidad de que no haya elección porque no se presente nadie contra Sánchez, pero eso no se comprobará hasta después de convocarse el proceso. “El partido estaría abierto en canal hasta 2015, como mínimo”, explican.

En el calendario que han estudiado con Sánchez hay dificultades para encajar en otoño las primarias federales, que irían seguidas de las municipales y autonómicas. Estas últimas sí deben celebrarse en ciudades de más de 20.000 habitantes, y ya han tenido lugar para autonómicas en Baleares, Aragón, Valencia y Murcia. Según ese cálculo, el congreso del 26 de julio hace ya imposible de cumplir la previsión de celebrar las primarias municipales en la última semana de septiembre. Debe haber un Comité Federal a principios de agosto, y de ahí saldrá la convocatoria de primarias municipales para principios de octubre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según el calendario en vigor y que pretenden revisar los candidatos municipales, solo un mes después deberían celebrarse las primarias federales para la presidencia del Gobierno. Además de lo ajustado de las fechas, a la prolongación de la tensión en el partido se sumaría el hastío y cansancio en los militantes que podrían hacer bajar la participación. Según explican, bajar del 50% de participación debilitaría al candidato a la presidencia del Gobierno y eso podría ocurrir sin el efecto novedad del pasado domingo.

Todo ese calendario se carga aún más en alguna comunidad. Por ejemplo, Castilla y León, donde hay una gestora y a finales de este mes se elegirá en elección directa a su secretario general. Poco después, a los candidatos municipales, a los autonómicos y al de las generales. Todo eso sin contar con factores externos como Cataluña, unas posibles elecciones anticipadas, o dificultades para aprobar presupuestos en Andalucía, según explica Belloch.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS