Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Debate de guante blanco en el PSOE con pullas entre Madina y Sánchez

Pérez Tapias defiende un proyecto diferenciado del madrileño y del vasco sobre Cataluña

Sánchez revela que, como Madina, convocará primarias para elegir al cartel electoral

Madina, Sánchez y Pérez Tapias se estrechan las manos antes del debate.
Madina, Sánchez y Pérez Tapias se estrechan las manos antes del debate.

Un debate de 115 minutos para buscar las diferencias entre los tres aspirantes a liderar el PSOE. Aunque José Antonio Pérez Tapias ha sido quien más diferencias ha presentado, las pullas y los reproches se han librado entre Pedro Sánchez y Eduardo Madina, que sin exceso de agresividad sí han querido buscarse contradicciones. Para los militantes ha quedado la novedad de que si Sánchez gana la Secretaría General del PSOE, convocará el próximo mes de noviembre elecciones primarias abiertas para que militantes y ciudadanos elijan al candidato a la presidencia del Gobierno por el PSOE. A ello ya se había comprometido Eduardo Madina, que emplazó a Sánchez a que se pronunciara. “Yo no”, ha dicho Pérez Tapias, en su defensa de la bicefalia en su partido.

No hay diferencia entre Madina y Sánchez sobre el debate territorial aunque hubo reproches entre ellos por declaraciones a lo largo de la campaña que podían haber inducido a pensar que para Sánchez Cataluña es una nación y para Madina los catalanes tienen derecho a votar en referéndum. Ambos ya aclararon que esa no es su idea dado que, al final, confluyen en la tesis oficial del PSOE: una reforma de la Constitución para cambiar el modelo autonómico y encontrar un mejor encaje para Cataluña dentro de España. Ese proceso, necesariamente, terminaría con un referéndum de todos los españoles. “Seamos valientes”, les ha dicho Pérez Tapias. Su valentía se traduce en permitir que se realice un referéndum consultivo para saber del sentir de los catalanes.

El debate ha tenido el impulso de la moderadora, Carmen del Riego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que les ha preguntado por aquello que ellos no incluían en sus respuestas y que a ella le parecía pertinente. Por ejemplo, la consulta a los españoles sobre monarquía o república. Los tres son republicanos pero Madina y Sánchez asumen y respetan el pacto constitucional que llevó a la aceptación de la monarquía constitucional. Pérez Tapias avisa de que la disyuntiva entre monarquía y república ha emergido en España para quedarse.

Quién es mas de izquierdas de los tres aspirantes es una pregunta que se responde con el nombre de Pérez Tapias, representante de Izquierda Socialista. ¿Y entre Madina y Sánchez? La respuesta aquí no es fácil. Por ejemplo, Sánchez quiere terminar con el aforamiento de todos los cargos públicos en tanto que Madina le ha recomendado “seriedad” ya que si para un asunto privado no debe haber aforamiento, sí habría que conservar la protección para defender a un cargo público por cuestiones políticas. Pedro Sánchez invocó los ocho meses que lleva recorriéndose el partido en tanto que Madina no consideró que él necesitara ese baño apresurado de contacto con la organización porque está en ella desde los 17 años.

En las propuestas los tres coinciden en derogar la reforma laboral y Sánchez incluyó una medida hasta ahora no mencionada si es que llega a la presidencia del Gobierno cual es la aprobación de una ley de muerte digna.

Se ha notado durante todo el tiempo la presencia de los 33 militantes que cada uno ha llevado al debate por la fuerza de los aplausos según cada intervención. El broche final ha sido para ofrecer propuestas y medidas para reforzar la igualdad entre hombres y mujeres . Aquí tampoco ha habido diferencias. La pugna entre Madina y Sánchez ha estado presente, aunque de forma mas o menos sibilina, hasta en el lenguaje corporal. Madina y Sánchez escuchaban con gran atención y gestos afirmativos a Pérez Tapias, en tanto que entre ellos mantenían una actitud seria e incluso a veces de cierta reprobación. El mensaje ha sido para los militantes que son quienes tienen que dar a uno de ellos la victoria el próximo domingo, aunque no han olvidado precisar que quieren cambiar el PSOE para cambiar España y derogar “las leyes de la derecha”. Lo han dicho los tres.

Más información