Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doce años de cárcel para el empresario José Mestre por narcotráfico

El exdirector de la terminal de carga del puerto de Barcelona intentó introducir 186 kilos de cocaína en España

Momento de la detención de José Mestre, el 22 de junio de 2010.
Momento de la detención de José Mestre, el 22 de junio de 2010.

El empresario José Mestre, ex director general de Tercat, empresa que gestiona una de las dos terminales de contenedores del puerto de Barcelona, ha sido condenado a doce años de cárcel por facilitar la entrada de un cargamento de 186 kilos de cocaína en el MSC Corinna, un carguero de bandera panameña que arribó a la capital catalana en junio de 2010. Mestre, premiado ese mismo año como “mejor empresario nacional del año”, se compinchó con una red internacional de narcotráfico para allanar la entrada de la droga en España. Además de la pena de cárcel, la Sección Tercera de la Audiencia Nacional le ha impuesto una multa de 14,6 millones de euros, cantidad que corresponde con el supuesto valor de la droga incautada en el mercado.

Mestre, que fue detenido el 22 de junio de 2010, quedó en libertad bajo fianza de 10 millones de euros un año más tarde. Según la sentencia, en 2009 las autoridades españolas tuvieron conocimiento a través de la agencia británica contra el crimen organizado (SOCA en sus siglas en inglés) de que un grupo criminal afincado en Madrid estaba preparando, junto a una organización radicada en Panamá, la introducción de la droga en España.

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, con autorización judicial, sometieron a los integrantes de la banda a seguimientos y escuchas telefónicas. Estas pesquisas, que duraron varios meses, permitieron saber que los líderes de la banda estaban manteniendo conversaciones y reuniones con el director de la terminal de contenedores, con quien acordaron la forma de que el cargamento entrara en España eludiendo los trámites aduaneros.

El cargamento fue introducido camuflado en un contenedor de chatarra marcado con un número determinado que permitía a Mestre tenerlo contralado y evitar su inspección. Sin embargo, la policía se adelantó. En medio de la mercancía legal, los agentes, encontraron nueve mochilas deportivas negras y una azul con 202 tabletas de cocaína. Mestre, a quien el resto de la banda conocía como “Don” fue detenido en ese momento.

“El plan era que José Mestre colaboraba prestando su financiación y estructura en Barcelona e Higinio Alonso [líder del grupo español, también condenado] prestaba el local o nave donde esconder el contenedor con la droga, así como toda una infraestructura personal para consolidar la entrada de la droga a España”, señala el fallo de la Sección Tercera. El tribunal presidido por Guillermo Ruiz Polanco considera los hechos “de extrema gravedad al haberse dedicado un buque como transporte específico, en este caso de chatarra, además de haberse realizado simulando operaciones de comercio internacional y todo ello realizado en el seno de una organización”.

Más información