La policía tiene 82 casos de corrupción política que afectan a 1.000 personas

Cosidó asegura que el terrorismo anarquista se ha asentado en España y ya es "prioridad"

Ignacio Cosidó pasa revista a una formación de policías en junio del pasado año.
Ignacio Cosidó pasa revista a una formación de policías en junio del pasado año.raúl sanchidrián (efe)

La policía tiene abiertas en la actualidad 82 operaciones contra la corrupción política, que afectan a unas 1.000 personas, según ha asegurado esta mañana el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, en el Executive Forum España, que se celebra en el hotel Palace de Madrid. Cosidó ha añadido que desde que él se puso al frente del cuerpo, a finales de 2011, se han desarrollado un total de 160 operaciones contra este fenómeno.

"Hay consenso de todos los partidos contra el fenómeno de la corrupción. Es una batalla que vamos a ganar porque los ciudadanos nos lo exigen", ha subrayado el responsable de la policía.

Cosidó, que hizo un repaso general a los planes del Cuerpo Nacional de Policía, aseguró que los principales retos del cuerpo son en la actualidad el terrorismo, el cibercrimen, la corrupción, la delincuencia económica y la trata de seres humanos.

El responsable político de la policía se detuvo en el terrorismo, para explicar que mantendrá incólume la lucha contra ETA "hasta lograr su total desaparición". También hizo referencias al terrorismo de carácter anarquista, sobre el que admitió que "se ha asentado en España" y que, por eso, se ha convertido en "una prioridad" policial.

Cosidó agregó, no obstante, que la principal amenaza mundial es el terrorismo yihadista, y en especial el retorno de las personas que están regresando a sus respectivos países tras recibir entrenamiento terrorista y combatir en países como Mali o Siria. En los últimos dos años y medio, han sido detenidas 78 personas por su relación con ETA, 74 por estar integrados en células yihadistas, 6 por pertenecer a grupos anarquistas y 5 por ser de Resistencia Galega.

La otra gran amenaza mundial, ha dicho el director de la policía, es el cibercrimen, ya que es una tendencia en aumento y, además, ya se ha cobrado 500 millones de víctimas en el mundo, ha cifrado.

A la conferencia de Cosidó asistieron el ministro del Interior, Jorge Fernández, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y la presidenta del PP en Madrid, Esperanza Aguirre. Ante ellos, el director de la policía proclamó que su intención es hacer de España "la democracia más segura del mundo", a la vez que se jactó de que en los cinco primeros meses de 2014 la tasa de delitos española presenta 17 puntos menos que la media europea. Añadió que España es el país desarrollado con menos asesinatos: "Sólo Japón y Austria tienen una tasa menor", dijo.

El máximo jefe policial manifestó en otro momento de su intervención que durante 2013 fueron expulsados de España 16.000 extranjeros con antecedentes, que acumulaban 73.000 delitos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS