Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las papeletas no llegan a numerosos españoles residentes en el extranjero

Retrasos en el correo local dejan a los españoles sin votar en Nicaragua y Filipinas

“Nos echan del país, nos hacen rogar el voto y secuestran nuestras papeletas”. El malestar de los españoles residentes en otros países como David Sánchez, que hace unos días escribía este mensaje en una red social, se ha convertido en impotencia. Incluso se ha formado una plataforma —Marea Granate— que multiplica las iniciativas para exigir modificaciones legislativas que permitan el voto electrónico.

Al otro lado del teléfono desde Nicaragua, Fernando Coello, que se inscribió el pasado 24 de abril en el consulado para poder votar como no residente, —está visitando a su hija en Managua—, relataba este viernes que no le han llegado las papeletas y no podrá ejercer su derecho el domingo. “Aquí el correo es muy lento y solo podemos votar si recibimos los sobres”. Fernando Fernández, que vive en ese país, también solicitó el voto y tampoco, a día de ayer, le habían notificado nada: “Que yo sepa las papeletas no le han llegado a ningún español”, de los 1.104 censados, aseguró a este periódico. El presidente del Consejo de Residentes Españoles (CRE) en Nicaragua, Joaquim Rabella, explica que está en contacto con los CRE de otros países que comunican situaciones muy similares. "La situación llevamos tiempo denunciándola, con escaso éxito, en el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior", que se reúne anualmente en Madrid.

Pero tanto la oficina del Censo Electoral española como la Junta Electoral en España aseguran que no tienen constancia de ningún problema: “Todos los envíos de la documentación electoral fueron realizados dentro del plazo, que finalizó el 13 de mayo”. En Manila (Filipinas) el consulado recibió varias quejas de la colectividad española por el mismo motivo. La lentitud del servicio local de correos hizo que la propia cónsul reconociese, el jueves, que a ella misma no le habían llegado las papeletas. Tampoco a ninguno de los empleados de la dependencia consultar.

De los 1,6 millones de españoles con derecho a voto en el extranjero sólo 78.930 lo habían solicitado el pasado 18 de mayo. Desde 2011, con la última reforma de la Ley Electoral, los plazos de este trámite se han complicado desde el extranjero, lo que ha hecho caer del 32% al 4,8% la participación.