_
_
_
_
_

Dos miembros de la PAH despliegan pancartas en una conferencia de Cañete

El diputado David Fernández ha acompañado a las dos activistas durante la protesta Unos 200 activistas se concentran ante el hotel donde el candidato ha dictado una conferencia

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha perseguido como una sombra al Partido Popular en Cataluña en esta campaña de elecciones europea y ha culminado hoy sus acciones con una protesta en el mismo salón del hotel Palace donde el candidato del PP, Miguel Arias Cañete, pronunciaba una conferencia sobre el futuro de la Unión Europea en Tribuna-Barcelona, organizada por La Vanguardia. Ante un selecto grupo de comensales, repartidos en una veintena de mesas, el candidato ha empezado su charla y dos jóvenes se han levantado y han desplegado estas pancartas de colores rojo y verde en las que se leía: "Mas de 1000 personas realojadas" y "184 desahucios diarios".

Las dos mujeres compartían mesa con el diputado David Fernández, de la Candidatura de Unitat Popular (CUP), que, sorprendentemente, estaba en el salón como invitado. El parlamentario ha explicado, poco antes de la protesta, que había acudido con la voluntad de "escuchar" la intervención del exministro y de formularle preguntas. No es algo extraordinario porque, por ejemplo, la republicana Marta Rovira también ha asistido a actos de este estilo del PP. Cuando ha empezado la protesta, los populares que compartían la mesa con Fernández y las activistas -entre ellos, varios diputados al Parlament y concejales- han empezado a reprochar a Fernández su conducta. "Ayer nos tiraron piedras", le ha reprochado Andrea Levy, vicepresidenta del partido. Arias Cañete ni se ha inmutado.

Más información
El Gobierno: “Los violentos utilizan los debates que generan división”
Interior denuncia la pasividad de los ‘mossos’ en el acoso a Montoro
“Cañete lo va a tener muy difícil para ser comisario europeo”
Cañete: “¿Acaso Manuel Valls cree que no leemos periódicos?”

Pese a ello, la protesta ha sido pacífica, silenciosa y en ningún momento ha perturbado el desarrollo de la charla. No ha sucedido lo mismo en la calle: unos 200 miembros de la PAH se han concentrado ante las puertas del hotel, una hora antes de la llegada de los populares, coreando consignas contra los desahucios y mostrando pancartas denunciando las 500.000 ejecuciones hipotecarias. "¡Que pasa! ¡Que pasa! ¡Que no tenemos casa!", han gritado mientras los coches que circulaban por la Gran Vía les jaleaban con sus bocinas.

El Departamento de Interior de la Generalitat no ha querido que se repitieran incidentes como los habidos este miércoles en Vilanova cuando diversas personas antisistema lanzaron piedras y cercaron la salida del automóvil en el que viajaban el ministro Cristóbal Montoro y la popular Alicia Sánchez-Camacho. El ministro del Interior lamentó el dispositivo de seguridad de los mossos y este viernes el consejero Ramon Espadaler ha desplegado un imponente dispositivo de seguridad con una quincena de unidades antidisturbios que han cercado el hotel. Cañete, sin embargo, ha evitado entrar caminando por la puerta principal del edificio y ha accedido a través de un aparcamiento subterráneo.

El abogado Miquel Roca ha ejercido de anfitrión y Cañete ha empezado su discurso lamentando que el 85% de los ciudadanos españoles no sepan que este domingo se celebran elecciones europeas. Estaba confesando que había echado de menos que se haya hablado en esta campaña poco de Europa -"Se ha hablado de muchas cosas pero poco de las cosas fundamentales de la Unión Europea"- cuando las dos activistas de la PAH se han puesto en pie. Tras permanecer unos 15 minutos con las pancartas desplegadas y en silencio, las dos jóvenes y David Fernández han abandonado la sala.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_